Contrato de buque contempla riesgos de misión a Venezuela

Aunque la cifra que acordó el Departamento de Estado es de $211 mil, el monto sería mayor si alguna situación retrasa la entrega en Venezuela

Por David Cordero

Un buque con ayuda humanitaria zarpó ayer desde el muelle de San Juan rumbo a Venezuela, en lo que sería el segundo viaje que se realiza de este tipo durante las últimas semanas, en medio de la crisis política y social que vive el país sudamericano. Para el nuevo intento de entrega, el Departamento de Estado (DEPR) firmó un contrato con la compañía EZ Shipping Limited —con sede en las Islas Vírgenes Británicas—, dueña del buque. El monto a pagar asciende a $211 mil.

Tal cual ocurrió con el primer viaje de ayuda humanitaria en avión, los detalles de la ruta y la entrega no se divulgarían. “Porque nuestra intención es asegurarnos que llegue y, para evitar cualquier dificultad, no queremos divulgar la estrategia, y que, entonces, esa ayuda no llegue a donde tiene que llegar, que es a las manos de los venezolanos”, subrayó el secretario de la Gobernación, Ricardo Llerandi Cruz. “La coordinación la ha realizado el Departamento de Estado. La cifra de pago que establece el contrato saldrá del fondo del DEPR,  indicó Llerandi.

“Dentro del presupuesto del Departamento de Estado, hay la partida de otros gastos”, explicó.

El documento firmado por María A. Marcano de León, secretaria interina del DEPR, subraya que la entrega debe realizarse en o antes del 23 de febrero en el Puerto Cabello en Carabobo, Venezuela. Allí está ubicada la base naval Agustín Armario, una zona militar.

Además, el contrato sostiene que, si en cualquier caso, el buque se mantiene o se retrasa en dicho país por un período de más de un día, el DEPR pagará la suma de $25,000 por día de demora o detención al propietario del buque. Marcano de León ni nadie del Departamento de Estado estuvo disponible para responder preguntas sobre el contrato. El secretario de la Gobernación dijo desconocer sobre las cláusulas del contrato. “Yo apruebo las solicitudes de contrato, las cláusulas las ponen las agencias”, manifestó.

Precisamente ayer, el líder opositor y autoproclamado presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, afirmó durante una movilización que habría ayuda humanitaria llegando a través de Puerto Cabello. El presidente de la Asamblea Nacional se ha mostrado confiado en que la ayuda humanitaria ingresará como está previsto el 23 de febrero y que los militares ignorarán órdenes del presidente Nicolás Maduro de bloquearla. En el contrato firmado por Estado, se reconoce la posibilidad de que las autoridades venezolanas bajo el mando de Maduro intervengan con la embarcación.

“Si el barco de EZ Shipping Limited encuentra alguna dificultad como resultado de su presencia en las cercanías de Puerto Cabello, Venezuela o cualquier puerto de aguas reconocido como aquellas que pertenecen al país de Venezuela, incluyendo pero no limitado a la incautación o el arresto del buque, detención del buque por parte de autoridades venezolanas o de otro tipo, una toma del buque o su carga por piratas u otros sujetos a un acto de disturbios civiles, guerra, conmoción civil, huelga o disturbios similares, el DOS (Departamento de Estado, por sus siglas en inglés) actuará con apoyo y recursos financieros inmediatos y apropiados para restaurar la paz, posesión de la embarcación y su carga aún a bordo”, sostiene el acuerdo.

Si el buque es incautado, arrestado o detenido por un procedimiento legal del Gobierno venezolano, pero no por culpa de EZ Shipping Limited, el Departamento de Estado también se comprometió y garantizó que intervendría en nombre de la compañía mediante el ofrecimiento de una cantidad monetaria suficiente para liberar al barco del arresto, la incautación o la detención. Además, se comprometió a indemnizar a EZ Shipping por sus pérdidas si algo ocurriera.

“El Departamento de Estado está listo para proveer toda la ayuda necesaria a los tripulantes de la embarcación y que el fin es que esta ayuda llegue a su destino. Cualquier situación que surja, el Departamento de Estado va a estar listo par atenderla y dar apoyo a los tripulantes”, afirmó Llerandi. 

De acuerdo con Prensa Asociada, las autoridades venezolanas bloquearon hace casi dos semanas el puente internacional Las Tienditas, que enlaza la ciudad colombiana de Cúcuta y el poblado de Ureña. En un sector aledaño a Las Tienditas se instaló un centro de acopio que habilitó el Gobierno de Colombia. Allí está la primera entrega de ayuda humanitaria que salió desde Puerto Rico. Los otros tres centros están en el estado brasileño de Roraima, en la isla caribeña de Curazao y en Miami. El gobierno de Maduro mantiene activa una suspensión de tráfico de embarcaciones de Curazao, las islas de Aruba y Bonaire.

Maduro, que hasta el momento ha contado con el apoyo de la cúpula militar, rechaza la entrada de alimentos y medicamentos procedentes mayoritariamente de Estados Unidos alegando que no es cierto que en Venezuela exista una emergencia humanitaria. Sostiene que la solicitud de ayuda es parte de un complot para justificar una intervención extranjera en el país y derrocarlo.

Loading...
Revisa el siguiente artículo