Derrota territorial de ISIS será declarada pronto: analista

La decisiva 'batalla final' contra el llamado último enclave del Estado Islámico está llegando a su fin, ya que se espera que las fuerzas sirias respaldadas por Estados Unidos tomen el control de la aldea de Baghouz en la provincia de Deir ez-Zor, donde los militantes se esconden entre cientos de civiles, y evitan que dejen la zona. Metro investiga si ese es el fin del Califato.

Por Miguel Velázquez

Las Fuerzas Democráticas Sirias (SDF, por sus siglas en inglés), una alianza liderada por militantes kurdos y apoyada por Estados Unidos, están a punto de capturar el último enclave controlado por el grupo terrorista Estado Islámico (también conocido como ISIS, Daesh). La victoria podría significar el final del 'Califato' físico declarado por el líder de los extremistas Abu Bakr al-Baghdadi hace cinco años, el 29 de junio de 2014.

La ofensiva que se esperaba que terminara antes se complicó por el descubrimiento de que cerca de mil 600 mujeres y niños, en su mayoría familias de combatientes ISIS, aún permanecían en la aldea de Baghouz. Más de 20 mil civiles han huido en medio de intensos combates en el área desde de que comenzó la batalla el 9 de febrero de este año.

"Tendemos a pasar por alto la catástrofe humanitaria causada por la batalla contra ISIS y Al-Qaeda. El resultado es que millones de personas se han convertido en refugiados y desplazados dentro de Siria e Irak. Decenas de miles de personas han perdido la vida. El sufrimiento es inmenso", explicó a Metro, Fawaz A. Gerges, profesor de la London School of Economics y autor de ‘ISIS: A History’. ”Llevará años curar las heridas y reparar el daño causado por la lucha contra el terrorismo”, añade.

Pero una vez que termine la lucha, ¿volverán a casa los refugiados sirios?

“Dudo que los millones de refugios sirios en el Líbano, Turquía y Jordania puedan regresar a sus hogares sin una transición política real en Siria, que podría tomar años", agregó Gerges.

"También vale la pena señalar que la lucha contra el terrorismo es un subproducto de los conflictos en Irak y Siria y la búsqueda de libertad, representación y justicia. La invasión y ocupación de Irak liderada por Estados Unidos en 2003 y la destrucción de los levantamientos de la Primavera Árabe han desencadenado fuerzas que continúan reverberando en las calles árabes y musulmanas. La lucha continúa", concluyó.

Preguntas y respuestas

¿Es esta la última batalla contra el Estado Islámico?

– La batalla en Deir ez-Zor no es la última en contra del Estado Islámico. Todavía hay una fuerte presencia de ISIS en el oeste de Deir ez-Zor en los territorios del gobierno sirio. Pero estamos presenciando casi el final del Califato físico, territorial.

¿Qué pasa con los líderes de Daesh?

– Muchos han sido asesinados y encarcelados, aunque cientos han escapado y se han dispersado con la población civil que huye en Irak y Siria. Además, durante los últimos dos años, ISIS ha estado planificando la mañana después del desmantelamiento del Califato territorial mediante el envío de comandantes calificados cerca y fuera de Siria e Irak. Ha colocado células listas para atacar a objetivos oportunos.

Fawaz A. Gerges, profesor de la London School of Economics y autor de "ISIS: A History" Fawaz A. Gerges, profesor de la London School of Economics y autor de "ISIS: A History" / Foto: Cortesía

El Estado Islámico ha expandido sus tentáculos a Egipto, Yemen, Libia, África, Afganistán, Pakistán y otros lugares. Ahora es una organización transnacional.

¿Qué sucederá cuando ISIS ya no controle ningún territorio?

– La pérdida del califato territorial es un duro golpe para el Estado Islámico pero no es el fin de la organización. ISIS está degradado, no derrotado. La red está profundamente arraigada en muchos países y la ideología del jihadismo salafista sigue siendo muy potente. La lucha continúa.

¿Qué esperar después de la batalla de Deir ez-Zor?

ISIS ya ha vuelto a sus raíces insurgentes. Logra una insurgencia mortal en Irak y más allá, e intentará aguantar su tiempo y sobrevivir como su homónimo en Irak entre 2007 y 2011. La organización con frecuencia lleva a cabo ataques contra funcionarios clave de seguridad y líderes de la sociedad civil en Irak. La seguridad en Irak se está volviendo cada vez más frágil cada día. Esta situación es una buena señal para ISIS.

ISIS y Al-Qaeda son síntomas de una política rota en el mundo árabe-islámico. Esta ideología extremista seguirá siendo atractiva para los hombres y mujeres jóvenes a menos que las condiciones que han dado lugar a esta mentalidad se aborden de manera efectiva. Eso significa buen gobierno y políticas inclusivas.

¿Qué sigue?

–La siguiente fase de la lucha contra ISIS es tan peligrosa como la primera etapa. Como una lucha contra la insurgencia, la lucha actual requiere ganar corazones y mentes, lo cual no es una tarea fácil, dada la política rota en la región MENA (Medio Oriente y África del Norte).

¿Cómo se recordará la lucha contra ISIS?

– La lucha contra ISIS pasará a la historia como una oportunidad perdida, una oportunidad para ayudar a las sociedades quebrantadas a reconstruir y reconciliar y abordar las cuestiones de la mala gobernabilidad y la exclusión. Se considerará que la comunidad internacional está decepcionando al pueblo sirio. Las tácticas triunfaron sobre la estrategia y los cortos.

 

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo