San Juan busca reglamentar alquileres a corto plazo

La Legislatura Municipal de San Juan presentó la medida, que propone una ordenanza para reglamentar los alquileres a corto plazo

Por Miladys Soto

La Legislatura Municipal de San Juan presentó un proyecto que pretende establecer un reglamento para los alquileres a corto plazo, como los Airbnb, en ese pueblo.

Marco Antonio Rigau, presidente de la Legislatura Municipal, expuso en conferencia de prensa que “es imperativo para nosotros en la Legislatura Municipal, que exista un proceso ordenado y armonioso para atender el asunto. Es trascendental escuchar los planteamientos de los grupos de interés, sin menoscabar la calidad de vida y promoviendo siempre un desarrollo económico saludable”.

La propuesta del ente municipal es crear licencias para regular a quienes deseen alquilar propiedades a corto plazo, como la plataforma Airbnb. Rigau expuso que la propuesta de dichas licencias es para garantizar la salud, la seguridad, la convivencia residencial, el manejo de infraestructura, entre otros.

De igual forma, Rigau recalcó que la medida no es iniciativa de la alcaldesa de San Juan, Carmen Yulín Cruz. Además, a preguntas de la prensa sobre las disposiciones de la medida, comentó que esta no está escrita en piedra y que esperan que se modifique una vez que se reúnan con todas las partes involucradas.

Disposiciones del proyecto

El Proyecto Número 24 de la Legislatura Municipal propone establecer tres tipos de licencia: unidad de residencia compartida, unidad de residencia no compartida y unidad mueble.

Asimismo, la medida expone que los ingresos de las licencias y multas se utilizarán para “sufragar los costos de establecimiento del sistema de licencias y los costos del monitoreo de estos en la Oficina de Permisos del Municipio de San Juan, así como el mantenimiento, el ornato, la seguridad y la limpieza de zonas urbanas y turísticas impactadas por los alquileres a corto plazo”.

“Todas las ciudades, grandes y pequeñas, han actuado o están actuando para reglamentar esta práctica, y evitar que su desarrollo sea silvestre”, opinó Rigau.

Disposiciones de la medida propuesta

  • La licencia tendrá una vigencia de un año.
  • La licencia para la unidad de residencia compartida y la unidad mueble tiene un costo  de $250.
  • El costo de la licencia de la unidad de residencia no compartida es de $500.
  • En todos los casos, el anfitrión deberá pagar el 3 % del ingreso bruto obtenido al Municipio.
  • Los pagos del 3 % deberán hacerse cada mes, en caso de no hacerlo, tendrán una multa del 10 % de los ingresos.
  • En caso de incumplir con la licencia se le impondrá una multa de $1,000 diarios.
Loading...
Revisa el siguiente artículo