Contratista de Tus Valores Cuentan no descarta demandar a Educación

Asegura que la agencia, presuntamente, le adeuda más de $8 millones por servicios prestados y gastos incurridos como parte del acuerdo que fue cancelado en mayo de 2018

Por David Cordero

El presidente y fundador de la organización Josephson Institute of Ethics, Michael Josephson, nos descartó radicar una demanda en contra del Departamento de Educación (DE) de Puerto Rico. La entidad, que fue contratada por instrucciones de la secretaria Julia Keleher para la implementación del programa Tus Valores Cuentan, reclamó ayer la suma de $8.4 millones por servicios presuntamente prestados y facturados al DE durante el periodo de vigencia del acuerdo.

“Es posible que tengamos que hacerlo (demandar)”, afirmó Josephson en entrevista con Metro. “No quiero contratar abogados, somos una organización sin fines de lucro, pero no tengo otra opción, la cantidad de dinero es enorme para nosotros y para nuestros proveedores”. Josephson dijo que enviaría cartas a legisladores e incluso afirmó que cuenta  hasta con el gobernador Ricardo Rosselló para que ejerza presión sobre Keleher, y que se emita el pago del monto que asegura que se le adeuda.

“El contrato dice que, incluso, si los fondos federales no están disponibles, el Estado es responsable de pagar el valor de los servicios”, aseguró.

En una carta en manos de este medio, el presidente de la entidad acusó a Keleher de mantener una “conducta ilegal al negarse a autorizar la liberación de fondos asignados” al programa que, en su segunda versión, se tituló ¡Desarrollando Carácter!. El contrato, que ascendía a $16.9 millones, fue firmado en diciembre de 2017 y revelado por Metro en marzo del pasado año.

“En mis 76 años, nunca he experimentado la cantidad de conducta poco ética que ha infligido al Instituto, a nuestros proveedores, a más de 100 empleados puertorriqueños, miles de maestros y cientos de miles de estudiantes. Es poco probable que seamos el único contratista tan maltratado. Me han advertido que la búsqueda de ayuda externa solo puede generar nuevas excusas para retrasar el pago”, afirmó Josephson en la misiva que envió a Keleher.

De acuerdo con el presidente de la firma, la secretaria respondió la carta en un correo electrónico indicando que había recibido un informe de los auditores internos del DE el 31 de octubre de 2108 que “planteaba problemas serios sobre el proceso utilizado para desarrollar y adjudicar el contrato. En consecuencia, el DEPR ha remitido los hallazgos del informe a la Oficina del Inspector General y al Servicio de Gestión de Riesgos del Departamento de Educación de los Estados Unidos (USDE) para cualquier acción apropiada”.

De acuerdo con la información, el correo electrónico de la secretaria también sostiene que, “debido a las irregularidades identificadas en la investigación del auditor interno, no creemos que sea prudente emitir pagos por facturas relacionadas con fondos federales asignados al DEPR, hasta que USDE resuelva las diversas inquietudes y autorice los desembolsos”. Pero Josephson dijo que hasta ayer el DE no le había notificado sobre esa auditoría.

Josephson le reclama a Keleher: “Con su conocimiento y aliento, el Instituto prestó millones de dólares en servicios en función del contrato y las “múltiples garantías que usted y su personal me brindaron de que recibiríamos un pago”.

Cuando el DE canceló el contrato en mayo del año pasado, la agencia dijo que solo se habían facturado unos $5 millones por la primera fase y, en aquel momento, no habían sido desembolsados. Bajo el contrato, según el DE, esa primera fase tenía un costo de $6.5 millones.

“Teníamos que imprimir todo el material para el año completo, y cuando terminamos el contrato, la realidad es que habíamos impreso todos los manuales y pancartas de todo el año completo, y como resultado, fue más dinero”, indicó el fundador de la entidad. “Les debemos una gran cantidad de ese dinero a otras personas, que no pudimos pagar”.

Metro solicitó una reacción de la secretaria Keleher, pero al cierre de esta edición no hubo respuesta. Tampoco está claro en qué se utilizó el dinero o cuál es el estado del mondo total.

“Los fondos obligados mediante los planes de trabajo que serán cancelados no se pierden, serán reasignados a otros proyectos de acuerdo con las necesidades que se han identificado como consecuencia de la reorganización del departamento, la merma en el estudiantado y la consolidación de escuelas. Además, se tomarán en consideración necesidades que han sido identificadas en el ámbito socioemocional, como consecuencia de los eventos atmosféricos de Irma y María, así como la reorganización del DE”, detalló Yanin Dieppa, directora de la Secretaría de Asuntos Federales del DE, en declaraciones a Metro en mayo del pasado año.

Loading...
Revisa el siguiente artículo