Listos los alcaldes para racionamiento

El gobernador Ricardo Rosselló anunció ayer que se trabaja en un plan de racionamiento de agua para siete municipios del noroeste

Por María de los Milagros Colón Cruz

A los alcaldes del noroeste no les tomó por sorpresa el anuncio del gobernador Ricardo Rosselló Nevares de que comenzarán un plan de racionamiento de agua el próximo 20 de febrero en siete municipios que se suplen del embalse Guajataca: Aguada, Aguadilla, Camuy, Isabela, Moca Quebradillas y Rincón.

“Era un poco difícil evitarlo tomando en consideración que el Cuerpo de Ingenieros de los Estados Unidos (USACE, por sus siglas en inglés) ha exigido que los niveles  estén bajos”, dijo a Metro el alcalde de Camuy, Edwin García Feliciano.

Posterior al paso del huracán María, redujeron la capacidad del embalse para hacer reparaciones de emergencia a la represa en un proceso que culminaría este verano, aseguró ayer el director de Recuperación y Reconstrucción, Omar Marrero.

Aunque la falta de lluvias ha potenciado la escasez, a juicio de García Feliciano “aun cuando llueva, la impresión es que será difícil retener el agua en la represa si USACE no lo permite”.

Los alcaldes se reunirán el jueves en Fortaleza para delimitar el plan final que servirá de base para el racionamiento. García Feliciano propondrá que las interrupciones sean de ocho a doce horas, a partir de las 8:30. Pero el presidente ejecutivo de la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados adelantó ayer que podrían ser de 24 horas.

Por otra parte, el alcalde de Moca, José “Kiko” Avilés Santiago, dijo que, aunque le provoca preocupación, “tenemos un plan de contingencia como lo hemos tenido en el pasado. Hemos  tenido reuniones con personal del municipio. Ya nos comunicamos con el hospital San Carlos, que es el hospital de la comunidad, para que tomen medidas”.

Mientras tanto, el alcalde de Isabela y aspirante a la gobernación por el Partido Popular Democrático (PPD), Carlos “Charlie” Delgado Altieri, responsabilizó al Gobierno estatal y a USACE por “no utilizar experiencias previas para prepararse”, aduciendo a que “continuaron haciendo descargas desde el embalse” a pesar de sus advertencias.

El panorama para el resto del país

Según datos del Monitor de Sequía federal, hasta ayer 46 municipios han enfrentado sequía atípica, lo que significa que experimentan un periodo seco anormal comparado con los mismos meses en años anteriores. Otros 15 municipios se encuentran en sequía moderada.

Sobre los embalses, Cidra y Toa Vaca se encuentran en “niveles altos de observación”, mientras que Carraízo, La Plata, Patillas, Carite, Río Blanco, Caonillas y Fajardo se encuentran en niveles de seguridad.

Medidas a largo plazo

Omar Marrero explicó que trabajarán un proyecto de dragado de algunos embalses que incluyen Carraízo, La Plata y Dos Bocas. Eso requerirá una inversión de $900 millones.

Además, proyectan expandir la planta de filtro de Culebrinas, en Aguadilla, para ampliar el suplido de agua precisamente a la zona que enfrentará este periodo de interrupciones.

Se requieren medidas más amplias ante sequía

El exdirector de la Agencia de Protección Ambiental (EPA) en Puerto Rico y el Caribe, Carl Soderberg, opinó ayer que el panorama de sequía que atraviesa Puerto Rico requiere medidas más amplias y un llamado a toda la ciudadanía a usar responsablemente el agua, más allá que hacerlo en los municipios que estarán enfrentando interrupciones en el servicio.

“El Monitor Federal de Sequía ha empezado a indicar desde diciembre, no ahora en febrero, que la precipitación es menor de lo que recibimos el año pasado”, precisó el experto.

Pero ese no es el peor de los panoramas. Las 40 pulgadas de lluvias que cayeron durante el paso del huracán María “causaron un arrastre increíble a los embalses, por lo que hoy, en 2019, acumulan menos agua. Por eso es que todo Puerto Rico debe implementar el uso juicioso del agua”.

Loading...
Revisa el siguiente artículo