Municipio de San Juan establece Centro de Apoyo a empleados federales

Miles de empleados federales se han visto afectados por el cierre del gobierno que cumple hoy 35 días

Por Cybernews

La alcaldesa de San Juan, Carmen Yulín Cruz Soto, anunció el viernes la implantación de una serie de ayudas para asistir a los empleados federales afectados por el cierre del gobierno federal.

“Tras el cierre del gobierno federal por los pasados 35 días, los empleados federales comienzan a tener problemas para satisfacer las necesidades esenciales de sus familias. Por eso, este domingo y lunes, en horario de 11:00 de la mañana a 4:00 de la tarde, se establecerá un Centro de Apoyo tipo servicarro para la distribución de alimentos.”, dijo Cruz Soto en declaraciones escritas.

Las ayudas comenzarán a ofrecerse este domingo y lunes de enero en el Complejo Deportivo de San Juan donde se establecerá un Centro de Apoyo para la distribución de alimentos, agua y artículos de higiene personal. Dicha ayuda será provista para empleados federales que viven y\o trabajan en San Juan.

“Los empleados federales que presenten su tarjeta de empleado tendrán acceso directo a nuestro Sistema Municipal de Salud que se compone de un Hospital Municipal y 8 Centros de Diagnóstico y Tratamiento, sin que tengan que pagar deducible”. Agregó que “nuestro hospital cuenta con una sala de emergencia para adultos, una de ginecología y obstetricia y una pediátrica. Además, nuestro sistema tiene servicio de laboratorio, radiología, CT Scan, 10 sala de operaciones, intensivo adulto, intensivo pediátrico”, añadió.

Indicó que “además, aquellos empleados que son residentes de San Juan podrán ser evaluados, caso a caso, para recibir ayudas económicas para pagos del servicio de agua, luz, renta y gastos médicos para nuestros ciudadanos”.

Agregó que “estamos coordinando para que, a partir del lunes, 28 de enero, dar apoyo a algunas dependencias federales supliendo almuerzo para sus empleados y para el recogido de basura en algunas dependencias que reciben turistas”.

“El pueblo norteamericano se desbordó en ayudas para los puertorriqueños durante la emergencia de Irma y María. Ahora nos toca a nosotros solidarizarnos en esta tragedia producto, no de la naturaleza, sino de un gobierno insensible. 800 mil empleados federales en Puerto Rico, en los Estados Unidos y alrededor del mundo, han sido privados del sustento de sus familias por la construcción de un muro que no tiene razón de ser”, concluyó.

Loading...
Revisa el siguiente artículo