Buscarán atacar “la raíz” de la violencia en Puerto Rico

El gobernador prometió que el tema de seguridad continuará en “sesión permanente” tras la cumbre que se celebró ayer

Por María de los Milagros Colón

En un giro en el discurso de la “mano dura contra el crimen” a la “mano amiga”, el gobernador Ricardo Rosselló enfocó ayer sus propuestas de seguridad en la intervención temprana,  la rehabilitación de confinados, y “erradicar los problemas de pobreza y la falta de igualdad”.

En la Cumbre de Seguridad que se celebró en el Centro de Convenciones, Rosselló planteó “visualizar las prisiones como casas de estudio, acoger de corazón el concepto de rehabilitación y colaborar con diversos sectores para poder lograrlo”.

Se exhortó al sector privado a involucrarse con la formación de los reos y comprometerse a emplearlos una vez cumplan su condena.

“Hay enemigos en común que no se combaten de manera inmediata”, dijo Rosselló en defensa de su nuevo acercamiento al crimen, sin dejar de insistir en que se continuarán los operativos diarios contra el narcotráfico.

Los legisladores, líderes de agencias, autoridades estatales y federales, líderes comunitarios y demás presentes discutieron algunas propuestas, incluidas iniciativas que se han discutido anteriormente sin producir resultados.

Una de ellas es reforzar la colaboración entre las autoridades estatales y federales, de manera que compartan bases de datos y trabajen más de cerca.

El grupo sobre “Narcotráfico y crimen organizado”, moderado por el secretario de Seguridad Pública, Héctor Pesquera, concluyó que también es necesario posibilitar que el Departamento de Hacienda  congele las cuentas de negocios “que están haciendo operaciones ilícitas”, actualizar la Ley de Crimen Organizado, elaborar un plan de trabajo para la vigilancia en los puertos, gestionar un estudio sobre el narcotráfico, entre otras propuestas.

En el caso de la violencia de género, la secretaria de Justicia, Wanda Vázquez, planteó la necesidad de trabajar “con la educación inclusiva” en todas las agencias de gobierno, así como otras medidas de intervención en casos de mujeres y niños maltratados, y “unificar” estadísticas sobre agresores a través de un “observatorio de género”.

Por otra parte, el secretario de Estado, Luis Rivera Marín, anunció la disponibilidad del sector privado en “darnos sus recursos”, que incluyen más de 60,000 oficiales de seguridad y fusionar con las autoridades la información que obtienen a través de cámaras.

Otras propuestas redundaron en reforzar programas comunitarios, utilizar los deportes como disuasivo contra el crimen, mejorar la imagen pública de la Policía, entre otras.

Promesa de continuidad

El gobernador insistió en que esta cumbre es la primera de futuros encuentros, “Estamos en sesión permanente”, dijo en su mensaje de cierre. Además, aseguró que un equipo encargado en manejar proyectos se encargará de darles seguimiento a los informes y propuestas que resultaron.

Te podría interesar:

Loading...
Revisa el siguiente artículo