Cierre Administración federal entra en su segundo mes

La extensión del cierre aguantaría “poco”, mientras se continúan afectando servicios a la ciudadanía y el sustento de unos 800 mil empleados

Por David Cordero Mercado

El cierre parcial de la Administración federal de los Estados Unidos, que afecta a unos 800 mil empleados, cumplió ayer 31 días y entró hoy en su segundo mes.

A juicio del analista político y exsenador Ángel Rosa, es “poco” lo que podría aguantar el cierre si continúa extendiéndose, “ya no por la cuestión del efecto electoral y el efecto político que pueda tener, sino porque es un problema de gobernanza del país, hay un montón de servicios que no se están prestando y ya pasa del mes en que no se han podido prestar”.

El sábado, el presidente Donald Trump ofreció a los demócratas, a través de un discurso nacional, una extensión al programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia o DACA, así como una extensión al Estatus de Protección Temporal (TPS) —asuntos por los que han abogado los demócratas—, a cambio de los $5,600 millones que solicita para la construcción de un muro en la frontera con México. De acuerdo con Rosa, si bien la propuesta no es la ideal para los demócratas, el hecho de que de inmediato negaran la posibilidad de una negociación, jugó en contra de ellos mismos. En ese sentido, explicó, si los demócratas no aceptaron la propuesta tal cual la presentó Trump, debieran haber comenzado desde el sábado la búsqueda tras bastidores de canales de conversación entre ambas partes.

“Si los republicanos aprueben legislación sobre el plan de Trump en el Senado en los próximos días, a los demócratas se les va a hacer muy difícil seguir diciendo ‘nada de eso lo queremos y punto’, porque el Gobierno sigue cerrado y puede ser un bumerán”, argumentó el profesor de Ciencia Política.

Pese a que no favorece la construcción de un muro, Rosa sostuvo que ya en el punto actual urge una solución de medio alcance. Es decir, un acuerdo en el que haya concesiones de ambas partes.

“Desde el punto de vista institucional, la debilidad mayor la tiene el ejecutivo, que es el responsable de la operación del Gobierno federal y de sus agencias y, en ese sentido, me parece que el presidente tiene mayor necesidad de que se llegue a un acuerdo ya”, explicó. Sin embargo, desde el punto de vista político, las posiciones extremistas son perjudiciales para ambas partes y la ciudadanía.

Loading...
Revisa el siguiente artículo