UPR anuncia entrega de estados auditados

En entrevista exclusiva con Metro, el presidente de la UPR asegura que no más tarde de mañana realizarán la entrega de los estados financieros auditados, cuyo incumplimiento provocó un show cause

Por Lyanne Meléndez García

En momentos en que la Universidad de Puerto Rico (UPR) fue colocada bajo la categoría show cause por parte de la Middle States Commission on Higher Education (MSCHE), el presidente de la institución, Jorge Haddock, aseguró que entre hoy y mañana completarán la entrega de los estados financieros auditados.

En entrevista con Metro, el presidente informó que los estados financieros correspondientes a 2017 se entregarán “no más tarde” de mañana, cuando se espera que reciban el documento de la firma externa Ernst & Young y así puedan emitirlos finalmente a la MSCHE y al Departamento de Educación federal. Añadió que para el 25 de enero someterán la información solicitada por la Middle States tras la acción de show cause, que fue impuesta luego de que el primer centro docente incumpliera con la fecha de entrega de los estados financieros el pasado 2 de enero. Bajo esta nueva condición, la universidad del Estado tiene que mostrar y defender por qué debe continuar acreditada.

“Estamos trabajando bien fuerte y más fuerte que nunca, estamos confiados en que la Universidad mantendrá su acreditación. Ya estamos a punto de completar los últimos requisitos de la Middle States, hemos redoblado esfuerzos y hemos logrado en cuatro meses lo que se supone se hiciera en un año”, sostuvo el también doctor en ingeniería.

Expuso que el enfoque es cumplir con los estados financieros 2018 que se deben entregar en marzo. “Vamos a duplicar los esfuerzos y, si es necesario y disponible, los vamos a triplicar. Estamos comprometidos y confiados de que vamos a poder enviar los estados auditados”, precisó al destacar que los estados de 2017 se suponía que se enviaran inicialmente el 30 de junio del año pasado, dos meses antes de que asumiera la presidencia en septiembre, cuando —confesó— no se había contratado la firma auditora externa. El retraso de los estados financieros se ha extendido por los pasados once años. El presidente de la UPR sostuvo que, por los pasados años, “aquí esto no se ha tomado con seriedad, no se ha tomado con rigor”, mientras aseguró que en cuatro meses completaron el estado financiero.

“La acreditación es esencial para que nosotros logremos lo que estamos comprometidos a lograr para la Universidad de Puerto Rico, que sea la mejor universidad del mundo y bajo mi administración esto no va volver a pasar”, expresó sobre los retrasos en la entrega de los documentos.

Si bien ya el martes se espera que la Middle States tenga en su poder el documento oficial de los estados financieros 2017, aún se mantiene un show cause hasta que el ente federal que acredita las universidades determine un cambio de renglón. En ese sentido, existe una preocupación entre la comunidad universitaria, ya que pone en riesgo la acreditación de la UPR. Según la representante estudiantil graduada de la Junta de Gobierno UPR, Marysel Pagán, con quien conversamos antes de la entrevista con Haddock,  los mayores riesgos si se pierde la acreditación son que se suspenderían los fondos federales y los títulos universitarios otorgados a partir de entonces no tendrían validez. “Hay mucha preocupación en cuanto a si la Universidad tiene la capacidad de responder a esta clasificación, y de si lo vamos a poder hacer a tiempo porque no ha sido posible poder cumplir con Middle States, y llegamos a estar en esta situación”, dijo a Metro la líder estudiantil sobre la reciente decisión del ente federal de colocar a los once recintos de la UPR en una categoría aún más baja que la probatoria que tenían ocho recintos. Pagán detalló que “hay mucha preocupación en cuanto a la posible pérdida de acreditación y la implicación que tiene esto para las ayudas económicas de los estudiantes de cara a que la matrícula va a continuar aumentando y el 70 % necesita ayuda económica, así que no es una opción para nosotros que la universidad no cumpla con esto”.

La estudiante graduada también advirtió que independientemente de la determinación de Middle States, el Departamento de Educación federal podría cambiar la clasificación de HCM 1 a HCM 2, que se trata de un reembolso de ayudas federales. “Tendríamos que pagar las becas de la universidad con el dinero de la institución y esperar un proceso de reembolso que podría tardar de 30 a 60 días”, destacó al cuestionar de qué forma se realizará el pago en momentos de crisis económica.  A diferencia de Middle States, no existe una fecha específica en que Educación federal ponga como límite para realizar el cambio de categoría.

Sobre el particular, el presidente de la UPR indicó: “No hemos recibido ninguna documentación, ni ninguna comunicación de Educación federal al respecto. Ellos hicieron acuse de recibo. Nosotros enviaremos los documentos a ellos a la vez que se los estamos enviando a la Middle States. En estos momentos eso no se contempla”.

“Estamos muy optimistas porque ellos nos dieron hasta el 2 de enero. Nosotros lo que tenemos es un retraso de días”, expresó Haddock.

Te podría interesar:

Loading...
Revisa el siguiente artículo