Amarrado a una alcancía operación de plan Vital

El atraso en la aprobación de los CMS al nuevo modelo del plan de salud del Gobierno de Puerto Rico le ha impedido acceso a fondos federales

Por David Cordero

El nuevo del plan de salud del Gobierno de Puerto Rico opera con una reserva limitada de dinero que podría agotarse en las próximas semanas si la Administración de Seguros de Salud (ASES) no recibe antes la aprobación de los Centros de Servicios de Medicare y Medicaid (CMS, por sus siglas en inglés) para acceso a fondos federales.

“Esperamos recibir en cualquier momento la aprobación de dicha agencia federal para acceder a los fondos de Medicaid”, expresó a Metro de la directora ejecutiva de ASES, Ángela Ávila, al tiempo que justificó la situación al decir que el cierre del Gobierno federal produjo un retraso adicional en el proceso de aprobación.

El documento no ha llegado a las manos de Ávila, a pesar de que la funcionaria contaba con que llegaría no más tarde del 31 de diciembre de 2018.

“Al igual que en Puerto Rico, los recursos humanos destinados para este proceso son limitados y altamente especializados”, sostuvo.

“Se han realizado las reservas correspondientes por parte de ASES para atender esta situación”, Ángela Ávila – directora ejecutiva de ASES

Una fuente de Metro, aseguró por su lado que el atraso también tenía que ver con una figura de alto rango en la Región 2 de CMS —de la que es parte Puerto Rico—, que presuntamente representaba un escollo para la aprobación. Esta persona ocupó ese cargo hasta el 31 de diciembre de 2018, según la fuente.

“Por el momento, Vital continúa financiándose mayormente con fondos propios. Se han realizado las reservas correspondientes por parte de ASES para atender esta situación”, indicó Ávila, quien en declaraciones previas aseguró que los servicios a los pacientes “están garantizados de una manera u otra”.

La reserva que utiliza ASES asciende a $180 millones, indicó la directora ejecutiva en una entrevista ayer con Radio Isla 1320. Esta reserva duraría al menos 15 días, pero desconoce el máximo que pudiera aguantar. Este medio solicitó dicha información a ASES, pero al cierre de esta edición no había una respuesta a esa interrogante.

“Una vez se produzca la aprobación (de los CMS), los fondos para cubrir los gastos de Vital realizados a partir del 1.o de noviembre estarán disponibles para el Gobierno de Puerto Rico”, dijo Ávila a Metro, al explicar que los gastos son reembolsables de manera retroactiva con fondos federales.

Según declaraciones previas de la directora ejecutiva a Metro, ASES entregó a CMS a inicios de noviembre todos los datos de la red de proveedores contratada hasta ese momento por las cinco compañías aseguradoras que administrarán el plan (First Medical Health Plan Inc., MMM Multihealth, Triple-S Salud, Plan de Salud Menonita y Molina Healthcare of Puerto Rico). La red, sostuvo en ese momento, cuenta con los contratos de proveedores necesarios para lograr la aprobación de CMS.

El peor escenario provocaría un “caos” en el sistema de salud

El presidente del Colegio de Médicos-Cirujanos de Puerto Rico (CMCPR), doctor Víctor Ramos, aseguró por su parte que el peor escenario provocaría un “caos” en el sistema de salud a través de la isla, afectando no solo a los beneficiarios de la reforma, sino a los pacientes con cubiertas privadas y que se benefician de fondos de Medicare.

“Si se cancelaran los fondos federales, ciertamente se formaría un caos”, afirmó a Metro, al tiempo que dijo que se mantiene confiado en que dicha aprobación llegará a ASES lo antes posible.

Ramos dijo que la información que le había provisto ASES era que la reserva de dinero tenía capacidad para financiar el plan Vital hasta marzo, aunque dicha entidad gubernamental no respondió el cuestionamiento sobre el límite de la alcancía.

“Si llegara por alguna razón a no haber dinero —que pensamos que eventualmente se va a aprobar—, esto afecta directamente a los pacientes también de privado y de Medicare, porque sencillamente le corta el principal financiamiento de los hospitales, las farmacias, los laboratorios, los centros de radiología, los médicos, de todo el mundo y la mayoría de la gente no puede aguantar ese cantazo”, explicó el médico.

“A nosotros siempre nos preocupó lo de empezar (el funcionamiento de plan Vital) sin la aprobación (de CMS)”, expresó Ramos, aunque se reafirmó en que mantiene la esperanza de que la aprobación llegará.

“Nosotros nos hemos puesto a la disposición de ASES a cooperar en lo que ellos nos digan que haya que hacer”, dijo.

Loading...
Revisa el siguiente artículo