Venezuela: el país más violento del mundo este 2018

Estaría por encima de Honduras y El Salvador, consolidándose como el más violento e inseguro de América Latina y del mundo

Por Irene Ayuso

Venezuela vuelve a consolidarse este año como el país más inseguro y peligroso del mundo, ya que por cada 100 mil habitantes hubo 81.4 muertes; encabezandose como el país con más muertes por causas violentas.

Así lo hizo público el Observatorio Venezolano de Violencia (OVV) este jueves; la ONG más prestiogiosa en la materia, que desarrolla estudios e investigaciones a nivel nacional, pese a la falta de transparencia y desactualización de cifras que emiten los organismos oficiales.

"Con estas cifras seriamos el país más violento del mundo en términos de homicidios. Venezuela, estando por encima de Honduras y El Salvador, puede ser el país más violento de América Latina y del mundo", indicó Roberto Briceño León, director del OVV, quien lidera a un grupo de expertos y universidades con acceso a datos oficiales de fuentes anónimas, medios nacionales, encuestas de victimización y entrevistas.

Del total de venezolanos que murieron en condiciones violentas, 10 mil 422 fueron homicidios, 7 mil 523 entraron en la calificación de "resistencia a la autoridad", que son aquellas que se producen en enfrentamientos con los cuerpos de seguridad y que, según expertos, es un término utilizado por el gobierno para "esconder" ejecuciones.

Además de los homicidios, enfrentamientos y ejecuciones, hay otras 5 mil 102 muertes por causas violentas que se están investigando, reveló el Observatorio.

Las cifras han disminuído

Pese a la magnitud de las cifras, las muertes por causas violentas sí bajaron entre 2017 y 2018: el año pasado fueron 26 mil 616, para una tasa de 89 por cada 100 mil personas. "La disminución de homicidios se puede explicar por la emigración, calculada en cerca de cuatro millones, por la consolidación de megabandas que no disputan territorios con otras bandas y por la política de exterminio del gobierno con ejecuciones extrajudiciales", declaró para El Mundo de España el criminólogo Luis Izquiel.

Sin embargo, las cifras oficiales emitidas por el gobierno venezolano son mucho menores. De acuerdo con el ministro de Interior y Justicia, el mayor general Néstor Reverol, en 2018 hubo 9 mil 675 homicidios en el país petrolero, 27,7% menos que el año pasado, para llegar a una tasa de 30 por cada 100 mil habitantes.

Pero ¿cómo explicar la disminución?

Según el informe de la OVV se debe a cuatro factores:
1. Los efectos de la acción de exterminio policial: hay menos homicidas que cometen sus actos y las autoridades pueden argumentar que es un resultado de su acción. Sin embargo aquí no se garantiza justicia sino que se debilita la institucionalidad y se crea una imagen negativa de las fuerzas policiales, arroja el estudio.

2. Han cambiado las modalidades del delito: ya que ante la escasez de efectivo y el empobrecimiento generalizado muchas formas de delinquir se han vuelto poco rentables para los delincuentes.

3. En la fuerte emigración de venezolanos: donde la gran mayoría son personas honestas que se  han visto obligadas a buscar trabajo y un futuro mejor allende las fronteras, pero entre ellos han emigrado también muchos delincuentes.

4. Y en las dificultades de presentar denuncias o hacer averiguaciones para cualquier delito, y esto incluye los homicidios. Después de quince años de censura oficial hay evidencias que las cifras son cada vez menos transparentes.

En sus conclusiones el estudio determinó que en Venezuela "se mantiene una epidemia de violencia propiciada, tanto por la actuación de los criminales, como por la violencia del Estado".

La sociedad venezolana ha sido profundamente afectada por el empobrecimiento, la diversificacón de la violencia y el deterioro de la institucionalidad pública que debía ser garante de su protección y seguridad, no su amenaza o agente de vulneracion de sus derechos", advirtió el informe.

 

 

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo