Heend denuncia administración de la UPR provoca tranque en negociación colectiva

Los portavoces indicaron que pese al tranque provocado por la administración, la Junta de Directores de la Heend decidió que el voto de huelga aprobado por la matrícula se impondrá en vigor después que finalicen todas las funciones del musical Hamilton

Por Cyber News

La Junta de Directores de la Hermandad de Empleados Exentos No Docentes (Heend) denunció este viernes, que la administración universitaria “actúa negligentemente y de mala fe” ante la negociación de las cláusulas que cobijan las exenciones de matrícula, al punto de que abandonaron el proceso de mediación en el Departamento del Trabajo.

El vicepresidente de la Heend, José Torres Rosario, indicó que en el mes de julio de 2018, se culminó la negociación con el resultado de acuerdos en todas las cláusulas del nuevo convenio. Pero, solo dos días después el patrono unilateralmente enmendó las correspondientes a las exenciones.

“La Heend ha actuado con mucha responsabilidad en el proceso, hemos hecho múltiples acercamientos para reunirnos y negociar, incluso el 27 de noviembre les presentamos una nueva propuesta. Pero, ante el tranque del patrono, solicitamos el proceso de mediación ante el Negociado de Conciliación y Arbitraje del Departamento del Trabajo, quienes atendieron nuestro reclamo únicamente por la carta que fue cursada a Lin Manuel Miranda como nos dijo el secretario Carlos Saavedra el 3 de diciembre”, explicó Torres Rosario, quien es parte del Comité Negociador de la Heend en comunicación escrita.

La secretaria de Información de la Heend, Christie Capetta Suro, explicó que la administración universitaria supuestamente ignoró por dos semanas las llamadas y mensajes de la mediadora asignada para que accedieran a reunirse.

“Este miércoles finalmente dos abogados contratados por la administración del bufete Cancio y Nadal, llegaron al Departamento del Trabajo a dejar una contrapropuesta y se retiraron de la mesa sin siquiera esperar nuestra respuesta. La mediadora ha seguido llamándoles y dos días después todavía no han regresado al proceso de mediación. La administración universitaria abandonó el proceso de mediación. La contrapropuesta que llevaron el miércoles es peor que la certificación inicial de la Junta de Gobierno de hace unos meses porque elimina del todo las exenciones de matrícula a los empleados y sus hijos. La unión rechaza de plano esa propuesta”, expresó Capetta Suro.

Torres Rosario explicó que las exenciones de matrícula fueron un proyecto de país para garantizar que, desde el trabajador más humilde hasta el propio presidente, pudieran estudiar en el primer centro docente.

“Las exenciones de matrículas representan una cuestión de principios. Eliminarlas es un acto de hipocresía de parte de Walter Alomar y de Jorge Haddock que se beneficiaron personalmente de lo que hoy nos quieren arrebatar y no lo vamos a permitir. Los responsabilizamos a ambos por el clima de inestabilidad que están creando en la Universidad”, puntualizó el vicepresidente de la Heend.

Recalcó que el convenio colectivo negociado por la Heend no implica aumentos salariales ni ninguna cláusula económica. Las exenciones solicitadas por la matrícula de la Heend benefician a menos de 600 personas de un universo de 55 mil estudiantes.

“Hemos ido más lejos porque en atención a la situación fiscal, nuestra matrícula acordó ciertos puntos que trajo el patrono de varias cláusulas como una muestra de nuestro ánimo de negociar de buena fe. Nunca en la historia de la Hermandad habíamos enfrentado un proceso de negociación colectiva tan atropellado en el que la administración universitaria le ha faltado el respeto a sus empleados. Los administradores han sido irresponsables al eludir la negociación y la mediación e implantar tácticas dilatorias”, recalcó Torres Rosario.

La presidenta de la Heend, Jannell Marina Santana Andino, denunció que “mientras a los empleados y estudiantes les imponen medidas de austeridad, los sueldos en la presidencia y la secretaria ejecutiva de la Junta de Gobierno son escandalosos, no han bajado la nómina y se montó una estructura paralela que cuesta 10 millones de dólares, sin hablar de los muchos contratos. Para que tengan una idea, ocho personas de la oficina del presidente Haddock nos cuestan 869,832 dólares anualmente, y cinco de la Rectoría de Río Piedras 412,512 dólares, para un total de 1.2 millones de dólares al año en 13 personas y esto se replican en los demás recintos, recalcó la dirigente sindical”.

Mencionó que, “los salarios del personal no docente en promedio no llegan a 15 mil dólares al año. No hemos recibido aumentos salariales desde el 2013 y el plan de clasificación y retribución no se ha revisado en más de 40 años”, explicó Santana Andino.

“Con los salarios de ellos, se pagan las exenciones que ha solicitado nuestra matrícula”,  sostuvo la presidenta de la Heend.

Los portavoces indicaron que pese al tranque provocado por la administración, la Junta de Directores de la Heend decidió que el voto de huelga aprobado por la matrícula se impondrá en vigor después que finalicen todas las funciones del musical Hamilton.

“La administración universitaria ha sido irresponsable en el proceso de negociación con los empleados y con la obra Hamilton. Nosotros, por el contrario, nos hemos mantenido en comunicación constante con la mediadora y con Luis Miranda (padre de Lin Manuel Miranda) y el promotor Ender Vega. Ayer nos reunimos nuevamente con ellos y les reiteramos que la Hermandad no hará nada que afecte la obra”, declaró Torres Rosario.

“Siempre le hemos expresado a Luis Miranda que reconocemos y celebramos el calibre mundial y los logros de su hijo Lin Manuel Miranda, así como su intención de remodelar el teatro. Como una persona con amplio bagaje sindical, él ha entendido nuestros reclamos y, aunque no tienen nada que perder porque podían cancelar o mover la obra de lugar, han hecho llamadas y gestiones ante las más altas esferas para abogar en esta situación. Acciones que agradecemos y recordaremos siempre”, expresó Santana Andino.

Dijeron que la administración no puede apelar a que una huelga redundará en la pérdida de la acreditación de los recintos.

“Realmente, lo que va a provocarlo es que la administración una vez más no está lista para entregar los informes financieros al 3 de enero como solicitó la casa acreditadora. Ninguno de los señalamientos de la Middle Estates gira en torno a los paros y las huelgas en la UPR, son dirigidos a la merma del presupuesto por los recortes del gobierno y de la Junta de Control Fiscal, la ausencia de informes financieros, la falta de gobernanza y la alta politización”, dijo Torres.

La Heend tiene una matrícula de cerca de cuatro mil empleados de las áreas de oficina y técnicos de la Universidad de Puerto Rico.

Loading...
Revisa el siguiente artículo