Sindicatos denuncian recortes a plan médico

La marcha comenzó frente al Departamento del Trabajo hasta llegar frente a las oficinas de la Junta de Control Fiscal en Hato Rey

Por Sadot Santana Miranda

Organizaciones sindicales de distintos sectores del país se manifestaron hoy en contra de una reducción a la aportación patronal al plan médico frente a las oficinas de la Junta de Control Fiscal en la zona bancaria de Hato Rey.

Cientos de personas se conglomeraron —en lo que llamaron el "Parrandón de los Trabajadores"—frente a las instalaciones del Departamento del Trabajo. Luego marcharon hasta las oficinas de la Junta de Control Fiscal ubicadas en la zona bancaria de Hato Rey. El reclamo de las organizaciones gira en torno a una reducción de la aportación que hacen las agencias y las corporaciones públicas al plan médico de empleados y empleadas gubernamentales. Esta medida está contemplada en la Ley 26 de 2017 al establecer una aportación patronal uniforme no menor de $100 al plan médico de los empleados gubernamentales.

Para Juan Cortés, portavoz de la Federación de Trabajadores de Puerto Rico, el gobernador Ricardo Rosselló debe atender este reclamo con la misma premura que el pago del bono navideño a servidores públicos. Precisamente, el gobernador anunció hoy el pago del bono de Navidad a empleadas y empleados públicos.

"El gobierno y la Junta quieren imponernos $125 como una cantidad única a todos los servidores públicos lo cual con esta cantidad no permite tener ningún tipo de plan médico para los compañeros servidores públicos", aseguró el líder sindical.

Asimismo, Cortés solicitó al gobierno a que honre el convenio colectivo el cual vence en junio de 2021 y contempla la aportación patronal actual. Agregó que estiman que los empleados públicos tendrían que aportar de su bolsillo un promedio de $350 que equivaldrían a $4,200 al año.

Según Cortés, de implementarse los recortes, la medida entraría en vigor el próximo 1 de abril de 2019.

"Esto se supone que haya entrado en vigor en enero 2019, lo han extendido por tres meses, pero eso no resuelve el grave peligro en las familias de los trabajadores en Puerto Rico", sostuvo Cortés. Además, añadió que cerca de 105 mil trabajadores y trabajadoras se verán afectadas por esta medida.

Por su parte, Janell Santana, presidenta de la Hermandad de Empleados Exentos No Docentes de la Universidad de Puerto Rico (Heend), explicó que la administración universitaria busca implementar una aportación fija de $125 a los empleados no docentes y $390 a los docentes.

La líder, además, indicó que actualmente el plan médico cuesta unos $598 al mes. De implementarse la medida, los empleados no docentes tendrían que aportar cerca de $470.

"El plan médico, no es un privilegio, esto no es un negocio, es un derecho que tenemos los trabajadores", expuso.

Mientras tanto, la alcaldesa de San Juan Carmen Yulín Cruz se personó a la manifestación para apoyar los reclamos de las organizaciones sindicales del país. La mandataria municipal sentenció que las denuncias de los trabajadores deben ser respaldadas por el país ya que se trata de una lucha por el derecho a la salud.

La manifestación comenzó a las 10:00 a.m. y culminó cerca de las 12:40 p.m. Entre las organizaciones que participaron de la manifestación estuvieron la Coordinadora Sindical, la Federación de Trabajadores de Puerto Rico, el Sindicato Puertorriqueño de Trabajadores, la Central Puertorriqueña de Trabajadores, la Unión General de Trabajadores y la Heend.

Te puede interesar:

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo