Giros para erradicar la violencia de género

Directora de Coordinadora Paz para la Mujer afirma hace falta mayor representación de la mujer en la política

Por Ronald Ávila Claudio

Cambios en el terreno político, educativo y gubernamental son imprescindibles para erradicar la violencia de género, que al día de hoy ha cobrado 23 vidas en Puerto Rico, 12 más que el pasado año.

Para Vilma González Castro, quien lleva 16 años trabajando en la organización Coordinadora Paz para la Mujer, es imperativo que las féminas tengan mayor representatividad en las agencias del Gobierno y la Legislatura para dar paso a política pública que elimine el discrimen y los prejuicios producto de una sociedad patriarcal y machista. Ese es el primer paso para, detalló, proteger a las mujeres. Sin embargo, opinó que quienes aspiren a puestos de poder no deben ser féminas que reproduzcan los mismos patrones que los hombres.

“No queremos mujeres que van a reproducir las mismas mentalidades que tienen hombres machistas. Es importante la participación de las mujeres dentro de la política; esto es una tendencia a nivel mundial. Ahí se toman decisiones a favor de grupos que legislan a su favor y no a favor de los derechos de las mujeres”, comentó la líder de la entidad que funciona como una coalición de grupos que luchan contra la violencia de género.

González Castro también identificó la educación con perspectiva de género como una herramienta importante para dar un giro a la violencia contra las mujeres. “Si queremos transformar las relaciones, las actitudes, tenemos que empezar desde pequeñitos. Por eso se plantea la educación con perspectiva de género”, detalló.

Para la líder, el Gobierno ha “engavetado” dicha corriente educativa, que busca enseñar a los niños que no existen roles de género. El pasado cuatrienio, el Departamento de Educación avaló una carta circular para establecer la enseñanza con perspectiva de género. Una vez Ricardo Rosselló entró en el poder, la secretaria Julia Keleher la dejó sin efecto.

Finalmente, González Castró pidió al primer ejecutivo escuchar el reclamo de diversas organizaciones feministas, quienes reclaman la firma de una orden ejecutiva que declare un estado de emergencia nacional por el aumento en los feminicidios.

“Más que nada, es un mensaje. Una de las cosas que me mueve mucho es el mensaje que se está dando a las personas que están allá fuera viviendo la experiencia de la violencia doméstica. Que están viendo todos los asesinatos que están ocurriendo. ¿Cuál es el mensaje que les está dando nuestro jefe de Estado al no atender a nuestras compañeras?”, soltó.

Loading...
Revisa el siguiente artículo