Estudiantes pasan meses con tres horas de clases y calor

Portavoz de Comité Timón advierte a padres sobre la importancia de que desglosen las necesidades de los niños en las reuniones y en el PEI

Por Lyanne Meléndez García

Estudiantes de Educación Especial de la escuela elemental Salvador Brau en Cayey llevan más de tres meses sin acondicionador de aire, pese a que, según padres, algunos de ellos requieren este servicio por sus padecimientos médicos.

Así lo estableció uno de los padres de los menores afectados que prefirió no ser identificado, al señalar que hay niños encamados y en sillones de ruedas a quienes se les complican sus situaciones de salud con el calor.

La situación ha llegado al Foro Administrativo de Educación Especial con una querella de la que Metro obtuvo copia, en la que exigen que se restablezca el servicio de acondicionador de aire, así como devolver el horario regular, pues, al presente, solo toman tres horas de clases diarias. Aunque la demanda aún está en proceso administrativo, con una vista citada para el próximo 6 de diciembre, en una de las respuestas la División Legal de Educación establece que no es jurisdicción de la agencia, sino de la Autoridad de Edificios Públicos (AEP) a menos que esté evidenciado en la reunión de COMPU o en el Programa Educativo Individualizado (PEI) como un requerimiento por la salud del alumno.

“Mientras los padres no conozcan sus derechos, los niños no van a tener la equidad que reclamamos”, Carmen Warren, portavoz del Comité Timón de Padres y Madres de Niños de Educación Especial

Sin embargo, una vez este medio se comunicó con el DE, se informó que la escuela comprará abanicos con su presupuesto e informarán a los padres que los niños tendrán su horario regular. “Si hay algún caso que requiera, por alguna situación médica, estar en acondicionador de aire, será removido a las áreas del plantel que tengan aire acondicionado”, informó la agencia a través de su portavoz Alex Ramos. Se indicó, además, que hay una solicitud de orden de la AEP que asciende a $31,000, que está en trámites.

Instan a los padres a educarse sobre derechos

A juicio de la portavoz del Comité Timón de Padres de Niños de Educación Especial, Carmen Warren, muchos padres no llenan abarcadoramente las necesidades de los hijos en el PEI, por lo que luego se les hace difícil hacer cumplir sus derechos.

“Si el estudiante, por condiciones de salud, requiere que esté en temperatura controlada, se tiene que escribir y desglosar en el PEI”, dijo a Metro la portavoz. Reconoció que “muchos de los padres no saben cómo explicar esas necesidades, ponerlas en el PEI”.

“Si no las saben escribir, podrían parecer un capricho. Aquí lo que se ve es equidad con el resto del estudiantado. A menos que tengan una necesidad química, fisiológica, que tienen que tener acondicionadores de aire, no se ve obligado el DE a ponerlo”, explicó al resaltar que todos los detalles sobre las necesidades de los niños deben estar por escrito.

La escuela de Cayey se trata de una de las remodeladas bajo el programa de las Escuelas del Siglo 21. Sobre ello, Warren sostuvo que “hay muchas escuelas que, supuestamente, son del siglo 21, se invirtieron millones de dólares y no hicieron los trabajos adecuados”.

La militante comparó la situación del aire acondicionado con el anuncio de ayer de una biblioteca virtual en las escuelas. “Hay dineros para comprar libros electrónicos, pero en las escuelas no hay equipos electrónicos ni hay acondicionadores de aire para conservar esas computadoras y equipos”, señaló al criticar que “son las grandes contradicciones que tenemos en el sistema, las cosas más básicas no las hay”.

Añadió que “hay un gran número de estudiantes que requieren un equipo de asistencia tecnológica sencilla que no requieren mucha inversión y no la han comprado; al contrario, se ha mermado”. Equipos de asistencia incluyen audífonos, platos especiales, cubiertos especiales, banquitos para elevar pies, sillones de ruedas y sillas de baños, entre otros.

Loading...
Revisa el siguiente artículo