Trump sale en defensa de “aliado” Arabia Saudí

A pesar de pedidos de ambos partidos a tomar acción tras asesinato de periodista, el mandatario dijo que no habrá medidas punitivas

Por AP

El presidente Donald Trump enfrenta presiones crecientes para que tome medidas contra Arabia Saudí debido al asesinato del periodista Jamal Khashoggi.

No obstante, Trump declaró hoy que Estados Unidos no aplicará medidas punitivas contra Arabia Saudí en relación a este caso.

En un comunicado el mandatario dijo que no aprueba el asesinato, pero que cancelar “torpemente” las ventas de armas por valor de $110,000 millones, como han pedido algunos congresistas, simplemente haría que Arabia Saudí recurra a otros países para comprarlas.

Según Trump, es “prematuro” decir que príncipe ordenó el asesinato

Trump dice que Arabia Saudí es un “aliado espectacular” y no está convencido de que el príncipe heredero Mohammed bin Salman, el gobernante de facto del país, sea directamente responsable del asesinato del columnista del diario Washington Post en el consulado saudí en Estambul el 2 de octubre.

Pero se multiplican los llamados para que tome medidas ante el consenso creciente de que el príncipe heredero, quien maneja prácticamente todos los resortes del poder en Arabia Saudí, tenía que estar al tanto de la operación.

El rey y el príncipe heredero saudíes “niegan enfáticamente” haber sido responsables o siquiera haber sabido con antelación del crimen.

Pero permanecen las presiones, tanto de demócratas como republicanos en el Congreso y aliados en el exterior.

Te podría interesar:

El jefe de la diplomacia francesa dijo el lunes que su país estudiaba sanciones contra Riad. Alemania anunció el lunes que vedaba el ingreso a la zona Schengen –la zona europea libre de fronteras– de 18 ciudadanos saudíes sospechosos de implicación en el crimen. Alemania también prohibió la exportación de armas a Arabia Saudí, tanto nuevas como algunas que ya estaban aprobadas.

Se prevé que la respuesta estadounidense sea parte de la discusión cuando el secretario de Estado Mike Pompeo reciba a su contraparte turco Mevlut Cavusoglu en las próximas horas en Washington.

Durante el fin de semana, Trump dijo que los informes de que el príncipe heredero ordenó el asesinato eran “prematuros”. También dijo que era “posible”, como también era posible que nunca se supiera la verdad.

El jefe de la diplomacia saudí insiste en que el príncipe no tuvo “absolutamente” nada que ver con la muerte de Khashoggi, pero agentes de inteligencia estadounidense han llegado a la conclusión de que él ordenó el asesinato, de acuerdo con un funcionario estadounidense al tanto de la evaluación. Otros que están al tanto del caso dijeron que si bien es probable que el príncipe estuviera implicado en el asesinato, existen dudas acerca de en qué grado lo estaba.

El vicepresidente Mike Pence dijo a la prensa que Trump estudiará la información sobre la muerte de Khashoggi y luego tomará decisiones sobre la “relación estratégica enormemente importante” de Estados Unidos con Arabia Saudí, aliados en el enfrentamiento con Irán.

El presidente y el príncipe heredero asistirán a fin de mes a la cumbre del Grupo de los 20 en Buenos Aires. La prensa saudí informó el lunes que Mohammed bin Salman estará presente en la cumbre, a la que asistirán los mandatarios de Turquía, Canadá y los países europeos, entre otros. ap

Te recomendamos este video:

Loading...
Revisa el siguiente artículo