Robo de cobre deja a oscuras a estudiantes

Al menos cinco escuelas públicas se han afectado en las últimas semanas por robo de cobre, lo que ha provocado que terminen en una larga espera para restablecer el servicio de energía eléctrica mientras los niños permanecen a oscuras

Por Lyanne Meléndez García

Los estudiantes de la escuela Luisa Valderrama, del barrio Higuillar en Dorado, han tenido que recurrir a alumbrarse con una linterna en algunos de sus salones para poder estudiar.

Ayer se cumplió un mes desde que, el pasado 19 de octubre, a raíz de un robo de cobre el plantel escolar quedara sin energía eléctrica, lo que ha obligado a que los 240 estudiantes de kínder a quinto grado tengan un horario especial por la falta del servicio. Los niños estudian de 7:30 a. m. a 12:30 p. m., reciben desayuno y almuerzo, pero no hay alimentos fríos, a menos que se busque en otra escuela.

Pese a que, desde el plantel, se han hecho gestiones para agilizar el restablecimiento del servicio, la información que el personal había recibido de Edificios Públicos era que aún no se había realizado la compra, aunque está la orden desde el 30 de octubre en el sistema. No obstante, aún faltaban firmas para concretar la compra, según confirmó a Metro la directora de la escuela, Johana Rosado.

“Los niños comienzan a ausentarse, las maestras tienen que alumbrar a los nenes con linternas”, Johana Rosado, directora del plantel

“La situación se ha complicado. Los niños comienzan a ausentarse, las maestras tienen que alumbrar a los nenes con linternas”, explicó a este medio la directora del plantel. Reconoció que la única ayuda que han recibido es de varios padres que prestaron sus generadores personales para encender abanicos.

Rosado contó que están haciendo gestiones para, a través de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, siglas en inglés), comprar un generador, pero al momento no se ha logrado.

Metro solicitó al Departamento de Educación una reacción sobre la situación específica de la escuela, pero al cierre de esta edición no se había recibido respuesta.

“Los nenes están trabajando como pueden”, reconoció Rosado, al señalar que, hasta ayer, aún no había garantía de una fecha particular para restablecer el servicio.

Así estudian los alumnos

Varias escuelas en la misma situación

La escuela en Dorado no es la única que permanece en esa situación, ya que en Toa Baja, la escuela Abelardo Díaz Alfaro también permanece a oscuras, situación que se dificulta cuando llueve, pues se alumbran por la luz que entra por las ventanas, las que tienen que cerrar para evitar que entre el agua.

Por otro lado, el presidente de la Comisión de Educación de la Cámara de Representantes, Guillermo Miranda, realiza una investigación sobre el robo de cobre en las escuelas. Hace una semana hizo una audiencia ocular en Josefa del Río Guerrero en Morovis, donde hubo un robo de cobre, pero logró el compromiso de parte de Edificios de agilizar el proceso. “Se supone que esta semana en que están las escuelas libres iban a estar trabajando para arreglar las escuelas. Ese fue el compromiso que logramos”, detalló el legislador.

Dijo que en la vista no se le proporcionó la totalidad de escuelas en esa situación, pero tiene constancia de que la escuela Ángel Quintero Alfaro en Morovis está en la misma situación, así como otro plantel en Barceloneta.

Este medio solicitó a Educación la lista completa de planteles sin energía eléctrica y las razones, pero al cierre de esta edición no habían recibido.

Te podría interesar

Loading...
Revisa el siguiente artículo