Aborto: Latinoamérica ondea el pañuelo verde

A pesar de las batallas perdidas en países como Argentina, las mujeres del continente se han unido para exigir: “¡Aborto seguro y legal ya!”. La lucha para que un día sea realidad sigue en pie

Por Pamela López

Un panorama del aborto legal en Latinoamérica

“Tenía tantas ganas de abortar, pero no sabía cómo. Tenía muchas cosas en la cabeza; pensaba en que otra vez decepcionaría a mi mamá, pensaba en la religión, porque todavía tenía esas creencias absurdas, y por eso seguí adelante con el embarazo. Si hubiera sabido cómo hacerlo de forma segura, ¡aborto!”, esas fueron las palabras de Claudia Guzmán*, a modo de confesión, mientras hablábamos del aborto legal.

Esta mamá y estudiante de 30 años, hoy no siente culpa por pensar en abortar cuando tenía 20. En ese momento sentía que iba a ser una carga para todos y un embarazo no planeado lo complicaba aún más. Sin embargo, lo que se le pasaba por la cabeza a Claudia en ese momento, aún lo piensan millones de mujeres que pueden ser nuestras hermanas, primas, tías e incluso las que ya son madres.

De 2010 a 2014 se presentaron 25 millones de abortos peligrosos en todo el mundo, según un estudio de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Instituto Guttmacher.

Como editora invitada de PUBLIMETRO, Mon Laferte puso sobre la mesa este tema que se discute en el continente. Un debate tan cercano, que se ha tornado verde… ¿esperanza?

“Nosotros pedimos decidir sobre nuestros cuerpos, somos mujeres jóvenes, fértiles, pero tenemos que aceptar que la decisión la toma un hombre de derecha y mayor”, dijo la artista chilena sobre los procesos políticos que se llevaron a cabo en varias zonas de la región entre 2017 y 2018.

‘Primavera latinoamericana’ en pro del aborto legal

Un despertar. Las mujeres en Chile, Argentina y Colombia vistieron pañuelos verdes como símbolo feminista para exigir abortos seguros, así como el derecho de decidir sobre su cuerpo.

En Chile, por ejemplo, el 21 de agosto de 2017, las mujeres ganaron. Ese día se despenalizó parcialmente el aborto bajo tres causas: si la vida de la mujer está en riesgo, si el embarazo es el resultado de una violación, o si el feto no sobrevivirá. Una victoria gigante teniendo en cuenta que desde la dictadura de Augusto Pinochet el aborto era considerado un delito.

Eso, según un informe de La Federación Internacional de Planificación Familiar (Ippf por sus siglas en inglés) “mató a mujeres, separó familias y destruyó vidas, marcando a Chile como un país extremo y militante fuera del alcance de todos los demás estados del mundo”.

Pero en Chile quieren seguir ondeando el pañuelo verde. Hace un par de meses, la Mesa Acción por el Aborto, junto a Corporación Humanas y varias diputadas, presentaron lo que sería un proyecto de ley para lograr que el embarazo se pueda suspender hasta la semana 14 de gestación. La lucha continúa.

“Verde que te quiero ver… legal”

Esa frase se escuchaba por las calles de Buenos Aires el 8 de agosto de este año. El mismo día que el Senado argentino, atendiendo el llamado de la religión y con algunos prejuicios de por medio, no escuchó a millones de mujeres en su país que ondeando pañuelos verdes pedían “¡aborto legal y seguro ya!”.

“¿Por qué lo que hagamos con nuestra vida y con nuestro cuerpo tiene que decidirlo siempre un hombre?”, me decía Claudia hablando de lo que ocurrió ese día en Argentina. Mon Laferte, encabezando la redacción de PUBLIMETRO, también lo dijo: “En Argentina se levantó la voz y hubo un movimiento importante, pero no se logró. ¿Y quiénes votaron?: hombres”.

Dos mujeres, que nunca se han visto, en países distintas, pensaban igual. El poder femenino.

Ese día en Argentina, el voto masculino fue definitivo. Ese día el Senado le dijo ‘no’ a la propuesta con 38 votos que hundieron el proyecto de despenalización del aborto hasta la semana 14 de gestación. Sin embargo, los movimientos feministas en todo el mundo se unieron a esas mujeres argentinas que se agolparon en las calles y formaron una ola verde. Perdieron una batalla, pero siguen en pie.

Amarillo, azul y rojo…

con tonos verdes

Hace unas semanas, Colombia ondeó altísimo su pañuelo verde. La Corte Constitucional tumbó la ponencia de la magistrada Cristina Pardo que ponía límites a la interrupción del embarazo hasta la semana 24 de gestación.

Desde hace 12 años, el aborto es legal en Colombia bajo tres causas: que el embarazo haya sido resultado de una violación, que implique riesgos para la salud física o mental de la mujer o que exista malformación del feto. Sin límite de tiempo.

Los movimientos feministas colombianos se han unido a esa ola verde latinoamericana que se enfrenta a los sectores mas conservadores y religiosos de la región.

En este caso, las redes sociales son claves y en Colombia, el movimiento está despertando gracias a cuentas de Instagram y voces feministas que invitan a mujeres y hombres a unirse a la lucha por los derechos de ellas.

Human Rights Watch se unió en ese momento al debate y le pidió a la Corte colombiana no ponerle más trabas al aborto: “Negar a las mujeres y niñas el acceso al aborto constituye una forma de discriminación”, aseguraron.

De verde a rojo

Es cierto que Latinoamérica, a excepción de México, giró a Gobiernos de derecha –casos como el de Colombia y aún más reciente el de Brasil–, en donde el aborto legal y seguro ni siquiera está en la agenda de los líderes políticos. El tema, más allá de las cifras y de señalar en el mapa qué países prohíben y cuáles no el aborto, es que tanto mujeres como hombres deben movilizarse como lo dijo Mon Laferte: “Si queremos un cambio real tenemos que salir a votar y elegir quiénes queremos que sean nuestros gobernantes”. Tan solo así se logrará un cambio real.


 

Conocer el contexto

• En México, el aborto es legal en CDMX  hasta la semana 12 de gestación. Es legal en todo el país por violación, pero como es un país federal, cada uno de los estados tiene su legislación frente al tema. 

• Cuba es el único país de Latinoamérica en el que el aborto es legal sin ninguna excepción. Sin embargo, según Naciones Unidas, este es el segundo país con más abortos en el mundo.

• Hasta 2014, el aborto en Ecuador era considerado ilegal. En este momento se puede practicar bajo dos causas: una, si peligra la vida de la mujer,  y dos, si fue víctima de una violación o sufre discapacidad mental. 


“A la sociedad no les gustan las mujeres con opinión. Cuando las mujeres tienen algo qué decir, piensan que son problemáticas”: Mon Laferte


Estudio

El año pasado, el movimiento Chicas Poderosas Argentinas lideró un estudio en Latinoamérica para dar a conocer el panorama del aborto en el continente. El estudio se encuentra en internet bajo el título Despenalización del aborto en América Latina.


CIFRAS IMPORTANTES

98% De los países  permiten el aborto para salvar la vida de la mujer

46% Millones de embarazos finalizan en un aborto inducido cada año

96% De los abortos inseguros ocurren en países en vías de desarrollo

13% De las muertes relacionadas con el embarazo SON atribuidas a complicaciones de abortos  inseguros


Loading...
Revisa el siguiente artículo