Rosselló no descarta ninguna estrategia para combatir medidas de la Junta

El primer mandatario se cuestionó por qué el ente federal cambió de filosofía del plan fiscal aprobado

Por Sarah Vázquez Pérez

SAN FRANCISCO, CALIFORNIA – Mientras que la Junta de Control Fiscal (JCF) solicita el “cumplimiento total” del plan fiscal aprobado, el gobernador Ricardo Rosselló Nevares insistió en su rechazo a las medidas establecidas en el documento y aseguró que no descartará ninguna estrategia para frenar su ejecución.

“Como siempre he dicho. Yo voy a usar todo lo que esté en mi poder y voy a usar todas las vías  para defender al pueblo de Puerto Rico; eso incluye todo”, respondió Rosselló Nevares cuando este diario le preguntó  si estaba dispuesto a desacatar e ir preso por no poner en vigor las medidas del ente creado bajo la legislación PROMESA.

Fue en un aparte con este diario que el primer ejecutivo expresó que, “para defender al pueblo de Puerto Rico y para trabajar por los objetivos que yo creo, yo no me voy a limitar a ninguna estrategia. Así que todas las estrategias, todas van a estar sobre la mesa. Yo lo que prefiero es que podamos atender el asunto de este plan fiscal ahora y el porqué del cambio dramático…”.

Y es que el gobernador se cuestionó el cambio en la filosofía del ente federal, que marcó un panorama muy distinto en el país a las proyecciones previas, lo que llevó a Ana Matosantos, miembro de la JCF, a expresarse en contra del plan fiscal. “Reitero, el Gobierno es el que hace la política pública y la Junta tiene una función que es de índole fiscal, no es de índole de política pública. Así que yo voy a trabajar con los objetivos fiscales. Aunque siempre levanto bandera de que la Junta cambió totalmente su filosofía en este plan fiscal sobre los previos”, sostuvo al tiempo que se cuestionó  “por qué si antes pensaba que había que anticipar el menos recaudo posible, ahora, de momento, está estimado un recaudo principal. Esto termina  siendo un plan de austeridad en vez de un plan de transformación”.

Entretanto,  Rosselló Nevares aseveró que es consciente de que hay que tomar medidas fiscales, “pero no que sean unas que laceren al pueblo de Puerto Rico. El objetivo de todo esto no es fiscal. Eso es parte para poder tener resultado. El objetivo es mejorar la calidad de vida y las oportunidades”.

Las expresiones del gobernador se dan en momentos en que la JCF envió una carta dirigida a los presidentes legislativos y al propio Rosselló Nevares para solicitar  “el cumplimiento total del plan fiscal revisado para el Estado Libre Asociado y el plan fiscal revisado para la UPR (Universidad de Puerto Rico) para el beneficio de la gente, los negocios y los bonistas”.

Según datos que se desprenden del plan fiscal aprobado, la administración tendrá que ejecutar un recorte de $169 millones en las pensiones, $1.5 mil millones gracias a la reorganización de las agencias, $451 millones en subsidios y $826 millones en el sistema de salud para 2023.

Loading...
Revisa el siguiente artículo