Mujer rusa creó un libro que se convirtió en arte callejero y se usa como vestido

Maria Osipova, directora de una planta metalúrgica, trabajó con docenas de personas en todo el mundo para crear un proyecto único en forma de libro

Por Stanislav Kuptsov

La directora de la planta metalúrgica cerca de Ekaterimburgo, situada en la frontera entre Asia y Europa en Rusia, Maria Osipova, creó un libro único apodado "Mash escribe". Incluso antes de su publicación ya está pintado en las paredes de la ciudad y en los pilones de los puentes ferroviarios. El libro también se puede usar como vestido.

De acuerdo con esta mujer de 34 años, más de cincuenta personas de todo el mundo contribuyeron al proyecto.

"Esta es una colección de historias que no están relacionadas entre sí", explicó María a Metro. "Por ejemplo, tiene notas de vida. Escribí el primero de ellos hace años. También hay muchos textos rítmicos. Sabes, escribo todo el tiempo, inspirada por viajes, eventos y observaciones interesantes. Parte de los textos, por ejemplo, que escribí después de viajar a Montenegro, otro incluye reflexiones sobre la cultura escrita. En general, estoy trabajando muy seriamente en la palabra, y debería ser interesante para la gente que le gusta leer".

Poseedora de una habilidad literaria de alta calidad, María cree que no sólo los textos pueden ser interesantes para sus futuros lectores. Como parte de su proyecto, buscó calígrafos para crear hermosas ilustraciones para el libro.

Maria Osipova

"Negocié con calígrafos en Instagram. Al principio, sólo con los que sabían ruso, ya que no tenía traductores", recuerda María. "Y una vez que me puse en contacto con un hombre bajo el apodo de Igor. Resultó que era de Brasil. Así es como el proyecto se hizo internacional. Desde entonces empecé a invitar a calígrafos de todo el mundo. Ahora 43 de ellos de diferentes países están trabajando en el proyecto."

Es curioso que los calígrafos hagan su trabajo completamente gratis.

"Descubrí cómo hacer que se interesen", explicó la joven de 34 años. "Todos recibirán una copia de mi libro. También tendrán la oportunidad de exhibirse en el Festival Letrastica en México, donde fui invitado a asistir en abril del año siguiente. Les permití trabajar sin limitaciones, con cualquier herramienta, con cualquier técnica. Y el libro se convertirá en un excelente portafolio para ellos. Sobre todo me gustó el trabajo de Kajetan Młynarski de Polonia. Es un profesor, interesado en la cultura japonesa… incluso está esgrimiendo espadas. Mi libro incluirá 5-6 de sus obras."

A partir de su libro, María pudo incluso crear un vestido. Esto ocurrió gracias al calígrafo Victor Fitzner, que decidió pintar en la tela uno de los textos de Osipova, que le envió el escritor. Luego, en Ekaterimburgo, un diseñador local cosió un vestido. El proyecto ha inspirado incluso a los fabricantes a crear prendas con estampados con las ilustraciones de 'Masha escribe'. Algunos calígrafos también pintaron los textos de María en las calles.

"Así que mi libro se ha convertido en un proyecto de varios niveles", sonrió María. "Y mi ejemplo debe interesar a mucha gente, a la que le gustan los buenos textos y la caligrafía. El libro presentará obras hechas no sólo por principiantes, sino también por maestros".

María admitió que tenía miedo de empezar este proyecto, ya que nunca había tenido experiencia en la creación de un libro completo.

"En realidad, no soy una escritora, sino una alta directiva de una de las plantas metalúrgicas de los Urales", dice María. "También doy clases en la Universidad Técnica de Ekaterimburgo y en la Escuela de Negocios de la Universidad Estatal de Relaciones Internacionales de Moscú. Soy licenciada, soy candidata a licenciada en ciencias técnicas. Pero también tengo otra vida. Empecé a escribir desde la escuela, fui editora de un periódico de la facultad en el instituto, participé a menudo en concursos literarios y gané premios. Por cierto, la gente de mi planta no sabe lo que estoy escribiendo. En general, publiqué los textos sólo en mi Instagram, no tenía un objetivo que publicar. Pero en algún momento había tanto material que decidí ponerlo todo en un libro".

43

calígrafos de 21 países están trabajando en el proyecto de Maria Osipova.

Loading...
Revisa el siguiente artículo