Hacienda La Mocha: Un remanso de paz con gran valor histórico

En la finca, que combina la ecología, también se ofrecen recorridos agroturísticos para conocer sobre la historia de la industria cafetalera en la isla.

Por Lynet Santiago Túa

En el barrio San Patricio de Ponce, se ubica La Mocha, una antigua hacienda cafetalera de finales del siglo XIX y principios del XX, donde aún permanece la maquinaria de la época que se utilizaba para procesar el café.

La encantadora propiedad de Magda Nieves Rivera y su esposo Rigoberto Ramos González, certificada por el Programa de Agroturismo de la Compañía de Turismo, que también fue una escuela, hoy día es un “guesthouse verde”, con ocho habitaciones, cada una con baño privado y balcón.

Fascinados con la estructura de más de cien años de construcción, los dueños se dieron a la tarea de preservar estas ruinas y reconstruir la antigua casona para el deleite de los visitantes.

Lo más especial de esta joya en La Perla del Sur —desde donde se observa el cerro Punta, Santa Isabel, Juana Díaz y Jayuya— es que habitan más de 25 especies de mariposas en su ambiente natural, así como 17 aves endémicas de Puerto Rico, tales como el pájaro bobo, la reina mora, el jilguero, la calandria y el zumbador, entre otros, según datos proporcionados por José “Pepe” González, ornitólogo oficial de La Mocha, y quien ofrece charlas y recorridos para el disfrute de los invitados.

De hecho, los dormitorios tienen nombres de aves y cada uno fue cuidadosamente decorado con artículos reciclados o de segunda mano.

“Es algo bien especial que los visitantes tengan la experiencia de que una familia te reciba en su hacienda y que te puedas tomar una taza de café, hacer un recorrido por la hacienda y compartir. Hacer turismo interno es una experiencia enriquecedora con todo lo que tenemos en el país. Puerto Rico tiene una combinación espectacular de diferentes atractivos turísticos, como el turismo náutico, de aventura, ecológico, playa y gastronomía, entre otros”, destacó José Alberto Reyes Feliciano, director auxiliar de la Compañía de Turismo en la región Porta Caribe.

En la finca, que combina la ecología, también se ofrecen recorridos agroturísticos para conocer sobre la historia de la industria cafetalera en la isla y el proceso de elaboración del café, a cargo de Kedie Torres, administrador de la finca, caficultor y catador certificado de la Specialty Coffee Association of America (SCAA).

“Esto es un lugar para que las personas disfruten de la tranquilidad del campo y de todo lo que tenemos para ofrecer. Las estadías, disponibles de viernes a domingo, incluyen desayuno, pero tenemos un restaurante abierto para almuerzos y cenas”, detalló Nieves Rivera.

Entretanto, en el restaurante, los comensales pueden degustar carne frita con arroz mamposteado y tostones, entre otras delicias de la cocina criolla.

Si busca opciones para hacer turismo interno, le exhortamos a disfrutar de estos y otros atractivos ecoturísticos, que guardan una relación armoniosa, consciente y responsable con el medioambiente. ¡Disfrutará de experiencias únicas!

Para más información acceda https://m.facebook.com/VoyTuristeando/

Loading...
Revisa el siguiente artículo