Catalanes exhiben devoción independentista en aniversario

El referendo del 1 de octubre de 2017, que fue declarado ilegal por las cortes españolas e interrumpido por la policía del estado, no logró su objetivo de producir un Estado catalán independiente

Por AP

España — Activistas a favor de la independencia de Cataluña bloquearon hoy lunes algunas de las principales líneas ferroviarias, los estudiantes faltaron a clases y los partidarios de la secesión marcharon en grandes números para conmemorar el primer aniversario de un referendo independentista.

La marcha vespertina en Barcelona, la capital de la región nororiental de España, atrajo a decenas de miles de personas –180,000 según un cálculo de la policía local– y coronó un día de gran actividad y manifestaciones en su mayoría no violentas.

El primer aniversario estuvo marcado por un fracturado movimiento por la independencia catalana, en medio de un tibio diálogo con el gobierno central socialista.

El referendo del 1 de octubre de 2017, que fue declarado ilegal por las cortes españolas e interrumpido por la policía del estado, no logró su objetivo de producir un Estado catalán independiente. Para muchos catalanes, el voto se ha convertido en el símbolo de su larga lucha por la autodeterminación.

Como parte de las actividades por el primer aniversario en la región, los activistas bloquearon carreteras y otras importantes rutas de transportación, mientras que estudiantes universitarios y de secundaria se ausentaron de las clases y dieron discursos emotivos en protestas masivas.

Miles de estudiantes caminaron atrás de una enorme pancarta que decía “No olvidamos, no perdonamos”.

Gritaron “Libertad para los presos políticos”, en referencia a los líderes separatistas que llevan casi un año detenidos a la espera de su juicio por rebelión y otros cargos.

María Vila, una manifestante que colocaba etiquetas con la frase “República bajo construcción” en la avenida principal de Barcelona, dijo que quería destacar la violencia ocurrida el año pasado y exigir que hubiera más avances en el proceso de secesión.

“El gobierno catalán no ha hecho gran cosa y estamos decididos a que se haga la República Catalana de alguna forma. Y si no, que se haga un referendo legal”, comentó a The Associated Press.

“El gobierno catalán no ha hecho gran cosa y estamos decididos a que se haga la República Catalana de alguna forma. Y si no, que se haga un referendo legal”, comentó una manifestante a The Associated Press.

En tanto, miembros del gobierno regional y otras autoridades volvieron a San Julián de Ramis, la ciudad norteña que se ha convertido en un lugar simbólico para los separatistas catalanes debido a que hace un año la policía irrumpió en una escuela local para evitar que las personas votaran en el referendo.

Carles Puigdemont, el presidente de Cataluña en ese momento, tenía previsto votar en el lugar, pero tuvo que buscar una urna alternativa después de que la policía antimotines ingresó por la fuerza a la escuela para confiscar las urnas, y utilizó porras para dispersar a los votantes que se rehusaron a marcharse.

Los incidentes fueron transmitidos en vivo y causaron presión en el gobierno central español, en ese entonces en poder de los conservadores. Los separatistas clamaron victoria a favor de la independencia en las votaciones pese a que fueron declaradas ilegales, a la violencia policial y a la falta de supervisión estándar.

En un breve discurso, el actual presidente de Cataluña Quim Torra pidió a los simpatizantes reunirse a las afueras de la escuela de San Julián de Ramis para recordar las lecciones del referendo y continuar con los esfuerzos para independizarse de España.

Torra fue seleccionado por Puigdemont desde Bélgica, donde el líder separatista lucha contra un proceso de extradición y a favor de la independencia de Cataluña. El lunes, difundió un video a través de Twitter en el que llamó a los catalanes a permanecer unidos y mantener el objetivo de separarse de España.

“No nos desviemos del único camino posible para vivir en una democracia plena: la República y su reconocimiento internacional”, dijo Puigdemont.

Torra ha pedido al gobierno del presidente Pedro Sánchez que autorice una votación sobre la secesión y que también libere a los nueve líderes separatistas que se encuentran detenidos bajo cargos de rebelión.

El diálogo entre el gobierno de la región y el nacional ha resultado en algunos acuerdos económicos para financiar la región, pero continúa sumido en una discordia interna entre los separatistas sobre la mejor estrategia para el futuro de la región y el poco apoyo parlamentario para el gobierno de Sánchez.

La portavoz del gobierno, Isabel Celáa, dijo el lunes que la violencia policial del año pasado había sido “un error” y afirmó que ello dañó la reputación del país.

Las encuestas y elecciones recientes muestran que la región de 7.5 millones de personas está dividida equitativamente en cuanto a separarse de España.

Vea también:

Loading...
Revisa el siguiente artículo