Fortaleza dice no hubo ilegalidad con vagones

Mientras el Gobierno quiere ponerle punto final a la controversia de los vagones, un senador popular apunta a más irregularidades con la disposición de suministros

Por Ronald Ávila Claudio

La auditoría impulsada en Fortaleza por  los vagones encontrados en la Comisión Estatal de Elecciones (CEE), que luego fueron movidos a una finca privada en Toa Alta, no reflejó irregularidades, según Raúl Maldonado, secretario de la Gobernación.

Con datos provistos por los empleados de la agencia electoral, así como por la Guardia Nacional, los auditores del Estado analizaron el tracto de 12 vagones que se perdieron durante la fase de emergencia posterior al huracán María.

Maldonado, quien envió una comunicación escrita a los medios con los hallazgos de la pesquisa, sostuvo que a la isla llegaron aproximadamente 12,500 furgones después del temporal, algunos de estos con material expirado, que se almacenaba para luego disponer de él.

En la CEE, de acuerdo con el parte de prensa de Maldonado, había 11 furgones, de los cuales nueve fueron transportados el 10 de agosto a la finca de Carlos “Candela” San José Reyes, correligionario del Partido Nuevo Progresista.

En entrevista con Metro, el secretario indicó que los vagones fueron sacados de los predios de la agencia electoral a petición del presidente interino, Nicolás Gautier, luego de que se hiciera público en los medios su aparición.

Agregó que fueron llevados a la propiedad de San José Reyes porque figuraba en la lista de voluntarios de la emergencia posterior al ciclón.

“Se activó el protocolo bajo María, que era que teníamos una serie de voluntarios que nos permitían usar las facilidades para almacenar. Estábamos buscando unas facilidades que no teníamos que pagar y eran voluntarios que usábamos bajo María”, indicó el secretario.

Según la comunicación escrita de La Fortaleza, los auditores accedieron a material audiovisual de la Oficina de Seguridad de la CEE para confirmar el movimiento de los vagones. La compañía encargada de transportarlos fue Prestamo’s Trucking, contratada por la Guardia Nacional.

De la finca de Candela, los militares entregaron siete furgones a diferentes agencias, municipios e instituciones sin fines de lucro, dado que contenían suministros que podían utilizarse aún, tales como abanicos, ropa y baterías. De hecho, cuatro de estos siete fueron divididos entre el Departamento de la Vivienda y el Departamento de Recreación y Deportes porque tenían materiales que pertenecen a la fiesta de Reyes que realiza el Gobierno,  y se espera que sean repartidos más adelante.

Otros cuatro vagones que se encontraban en la CEE, fueron llevados a Punta Santiago en Humacao, para apoyar la iniciativa Fortaleza Para Ti, de la primera dama Beatriz Rosselló. No obstante, de allí se movieron por un “carrero voluntario” —que no fue identificado en los documentos enviados a Metro— a Utuado, porque no había suficiente espacio en el lugar para guardarlos. En Utuado, la Guardia Nacional los recuperó y los resguardó en el Campamento Santiago en Salinas. Entre los hallados en el municipio de la montaña estuvo el contenedor con comida expirada, que además fue limpiado en una finca privada de dicho pueblo, que tampoco fue identificada.

El último vagón que completa los 12 perdidos fue recogido en Utuado por la Guardia Nacional, y directamente llevado al Campamento Santiago.

Todos los contenedores, sostuvo el secretario, fueron entregados a sus dueños originales: Crowley y Tote.

Denuncia que vagones fueron usados como movida política

Por su parte, en una conferencia de prensa celebrada ayer en el Senado, el legislador del Partido Popular Democrático (PPD), Aníbal José Torres, aseguró que la aparición de vagones con artículos de primera necesidad se debe a que el Partido Nuevo Progresista (PNP), “para adelantar sus intereses proselitistas”, realizó operativos paralelos de repartición de suministros con la participación de funcionarios de La Fortaleza, la CEE y la Guardia Nacional.

“Los oficiales del PNP en la CEE bajo la dirección de la comisionada electoral de ese partido [Norma Burgos], en coordinación con oficiales de la Guardia Nacional, con el aval de La Fortaleza, organizaron y operaron un centro de acopio desde donde se hicieron distribuciones de artículos de primera necesidad, obviando a oficiales municipales electos por el PPD”, denunció Torres.

El legislador dijo que del 7 al 20 de agosto no hay registros en la CEE sobre quiénes entraron y salieron, a pesar de que el secretario de la Gobernación afirmó a Metro que la Oficina de Seguridad de la agencia tiene un registro sobre el operativo para retirar los furgones.

Torres indicó, además, que en la CEE se llevaron a cabo actividades para vender plantas eléctricas o generadores y que hubo funcionarios de la agencia que adquirieron dichos artículos.

Loading...
Revisa el siguiente artículo