Rosselló asegura trabajos de la Comisión de Igualdad no se afectan por Trump

Un día después del rechazo del presidente estadounidense a la estadidad para Puerto Rico, la Comisión para la Igualdad anunció voto unánime para apoyar una petición ante la CIDH por "privación de derechos civiles de los ciudadanos estadounidenses de Puerto Rico"

Por David Cordero Mercado

El gobernador Ricardo Rosselló aseguró hoy que los trabajos y gestiones que realiza la Comisión de Igualdad de Puerto Rico en Washington D.C. no se verán afectados, a pesar de que el presidente Donald Trump le dio un rotundo "no" a la posibilidad de que la Isla sea el Estado 51 de la nación americana.

"La contestación es no, yo veo un panorama bien diferente ahora para el asunto de Puerto Rico que hace dos años; hace dos años apenas 20% de los ciudadanos americanos que vivían en los estados, sabían que éramos ciudadanos americanos y que incluso éramos parte de estados Unidos, hoy más del 90% lo sabe”, aseguró el gobernador en declaraciones a la prensa.

"Previo a ello no había conciencia del trato desigual, que por ejemplo en el ámbito de salud hemos estado experimentados por décadas, pero no había penetrado en la conciencia. Una vez pasa la tormenta (huracán María) y se eleva un poquito la visibilidad de Puerto Rico, esos ciudadanos que se dieron cuenta por primera vez que Puerto Rico era parte de los Estados Unidos y que vieron que había una respuesta en Texas, una en Florida y una muy distinta en Puerto Rico, se preguntaron por qué, por qué es tan diferente esa respuesta”, dijo Rosselló Nevares.

“La Comisión para la Igualdad de Puerto Rico apoya totalmente la petición del exgobernador Pedro Rosselló contra los Estados Unidos por violar los derechos humanos, así como los derechos civiles y políticos de los ciudadanos estadounidenses que residen en Puerto Rico. En su demanda, Rosselló acertadamente busca reconocer que el estado territorial de Puerto Rico es discriminatorio y promueve el trato desigual de los ciudadanos que nacieron en la Isla", afirmó la Comisión en una declaración conjunta.

El gobernador sostuvo que, pese a la negativa de Trump, a partir de la discusión pública sobre las situaciones que ha enfrentado Puerto Rico durante el pasado año posterior al huracán María, "lo que queda meridianamente claro es que los ciudadanos americanos que vivimos en Puerto Rico somos tratados como ciudadanos de segunda clase y la razón principal para ello es porque somos un territorio colonial”.

Precisamente hoy, la Comisión para la Igualdad anunció que votó de manera unánime para apoyar una petición del 2006 y en desarrollo del exgobernador Pedro Rosselló ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) en contra de los Estados Unidos con respecto a lo que denuncia como "la privación de derechos civiles de los ciudadanos estadounidenses de Puerto Rico". La votación surge previo a una audiencia pública de la CIDH el 5 de octubre.

“La Comisión para la Igualdad de Puerto Rico apoya totalmente la petición del exgobernador Pedro Rosselló contra los Estados Unidos por violar los derechos humanos, así como los derechos civiles y políticos de los ciudadanos estadounidenses que residen en Puerto Rico. En su demanda, Rosselló acertadamente busca reconocer que el estado territorial de Puerto Rico es discriminatorio y promueve el trato desigual de los ciudadanos que nacieron en la Isla", afirmó la Comisión en una declaración conjunta.

"Esto no solo va en contra de los valores fundacionales de los Estados Unidos, sino que también viola el compromiso de los Estados Unidos en virtud del derecho internacional; esto incluye la Declaración Americana de los Derechos y Deberes del Hombre", sostiene la declaración.

Si bien Trump afirmó su rechazo a la estadidad, el gobernador dijo que las declaraciones son un indicativo de que la estadidad para la Isla "es un asunto que ahora se está discutiendo a nivel nacional”.

Rosselló Nevares reiteró que, de cara a las elecciones de medio termino que se celebrarán en noviembre en Estados Unidos, continuará realizando una campaña a favor de que los candidatos al Congreso y a la gobernación de estados respondan a los reclamos de los votantes boricuas.

"Tanto yo como otros puertorriqueños vamos a estar interviniendo en esas elecciones y vamos a estar procurando contestación a todos esos legisladores, senadores, gobernadores, que tengan constituyente puertorriqueños, para que tengan una posición firme, '¿ustedes creen o no creen en el trato igual para los ciudadanos americanos que viven en Puerto Rico?, ¿ustedes creen o no creen en un sistema democrático donde todos los ciudadanos americanos deben el mismo derecho al voto'. Yo no veo como alguien, como una sola persona que apoye el trato igual en cualquier otro renglón, se pueda negar a los derechos democráticos”, afirmó.

Vea también:

Loading...
Revisa el siguiente artículo