Joven empresario celebra el segundo aniversario de su compañía de alfombras

Tras el huracán María Custom Carpets logró aumentar sus ventas en 90%

Por Metro Puerto Rico

La compañía puertorriqueña Custom Carpets Distributors celebró este mes su segundo aniversario con un aumento de 90% en sus ventas y la llegada de una nueva línea exclusiva de alfombras belgas, anunció su presidente, Christian Paonessa.

La compañía puertorriqueña, especializada en la venta e instalación de alfombras comerciales y residenciales, ha logrado crecer exponencialmente en su segundo año de operaciones, a pesar de sufrir los estragos causados por el huracán María.

“El huracán nos provocó daños severos en nuestro almacén en Bayamón. El agua que entró dañó gran parte de nuestro inventario de alfombras y la falta de servicio eléctrico nos mantuvo cerrados por más de un mes. Pero, una vez se restablecieron las comunicaciones, empezamos a recibir grandes cantidades de pedidos de clientes que necesitaban reemplazar sus alfombras urgentemente para poder reabrir”, señaló Paonessa, de 22 años.

Tras la emergencia, lideró a su equipo para movilizarse rápidamente y atender las necesidades del mercado de la Isla en reconstrucción. “Los primeros que nos llamaron fueron las iglesias, que perdieron las alfombras de los altares. Hemos atendido a 38 iglesias, así como oficinas, residencias, comercios, botes y hoteles”, afirmó. 

Además, Paonessa informó que Custom Carpets se acaba de convertir en el distribuidor exclusivo en Puerto Rico y el Caribe de la línea de alfombras Modulyss, de Bélgica, con lo que espera expandir aún más su clientela. La línea cuenta con más de 40 estilos de alfombras modulares de alta calidad, disponibles en varios diseños, materiales, tamaños y formas. “La ventaja para los diseñadores es que pueden mezclar y combinar piezas de diferentes estilos, para crear proyectos únicos. Las posibilidades creativas son infinitas”, destacó el emprendedor. 

Tradición familiar

Paonessa explicó que cultivó su pasión por las alfombras desde que era un niño y visitaba el almacén de su abuelo, también dueño de una compañía de distribución de alfombras.

Inspirado por su familia, a los 18 años comenzó a trabajar por cuenta propia vendiendo alfombras de entrada personalizadas con los logos de sus clientes. Dos años más tarde, en agosto de 2016, decidió fundar su compañía Custom Carpets con el apoyo de su padrino, Carlos Marichal, quien es vicepresidente de Latinoamérica y el Caribe en la compañía internacional de alfombras Mohawk Industries. Así, Paonessa pudo expandir sus servicios para incluir la venta e instalación de alfombras comerciales, residenciales y para botes.

Loading...
Revisa el siguiente artículo