Necesario mejorar protocolos de muertes por desastre

El presidente de la Asociación de Hospitales sostuvo que todavía son necesarias guías para completar certificados de defunción

Por David Cordero Mercado

En el pico de la temporada de huracanes, aún no parece estar claro para los hospitales y su clase médica cómo deben completar los certificados de defunción en medio de una emergencia como la que suscitó el huracán María durante su paso y con sus secuelas. Y es que, a estas alturas, indicó el presidente de la Asociación de Hospitales de Puerto Rico, Jaime Plá Cortés, no existe un protocolo claro establecido por el Departamento de Salud (DS) que ayude en esa dirección.

“Todavía hay que mejorar ese protocolo si es que quieren obtener unos datos distintos”, apuntó Plá.

Aunque la cifra oficial de muertes relacionadas de forma directa o indirecta con el huracán aumentó a 2,975 luego de la publicación de los resultados de un estudio de la Universidad George Washington, conocer los nombres de la totalidad de las víctimas requiere un trabajo investigativo de campo, dado que, al momento de la muerte de estas personas, los médicos que firmaron los certificados no colocaron en el encasillado 25 las circunstancias que pudieron haber suscitado el deceso en relación con el fenómeno atmosférico.

El presidente de la Asociación sostuvo que hacen falta más guías para determinar lo que describió como señales “subjetivas” que podrían ser relacionadas con la muerte de una persona.

“Los muertos que hubo posteriormente por razones de que no había electricidad, de que no había transportación, de que no había farmacias, de que no era fácil moverse, eso es subjetivo”, sostuvo, al tiempo que defendió que los médicos completaron los certificados de la forma que sabían hacerlo, de acuerdo con el diagnóstico del individuo.

De otra parte, Plá defendió el trabajo de los hospitales en medio de la crisis luego del huracán, que reflejaron considerables alzas en mortalidad, según evidenció el Centro de Periodismo Investigativo (CPI) en un reportaje reciente, llegando hasta un 450 % de incremento en el peor de los casos: el del Professional Hospital en Guaynabo.

“Muchos de esos pacientes, cuando tuvieron una crisis fueron a morir en los hospitales. Si llegaste en unas circunstancias que no había manera de salvarte, eso es una realidad que sucede todos los días, y en los tiempos de María, según fue pasando el tiempo, los pacientes se fueron complicando”, argumentó.

Vea también:

Loading...
Revisa el siguiente artículo