Rechazan prohibición de bolsas plásticas en establecimientos de comida

La presidenta de Terra Tek Engineering Group, PSC, ingeniera Nivia Ayala Meléndez, enfatizó que es real y seria la crisis del manejo de desperdicios sólidos que se ha engrandecido tras el paso de los huracanes Irma y María, y le queda poca vida de uso a los vertederos de la Isla

Por Cyber News

La Comisión de Asuntos del Consumidor, Banca y Seguros, que preside la representante Yashira Lebrón Rodríguez, inició el miércoles, vistas públicas sobre tres medidas para enmendar la “Ley para la Promoción de Bolsas Reusables y la Reglamentación del Uso de Bolsas Plásticas”, en busca de proteger el bolsillo del consumidor y continuar atendiendo el grave problema de contaminación ambiental que representan al medioambiente el uso de bolsas plásticas.

La discusión giró en torno al Proyecto de la Cámara 1649, de la vicepresidenta Lourdes Ramos Rivera, para que los establecimientos comerciales no cobren por las bolsas que sustituyen las desechables vendidas a clientes; el Proyecto de la Cámara 1433, de Joel Franqui Atiles, para extender la prohibición del uso de bolsas plásticas y envases de poliestireno (foam) a los establecimientos de comida fomentando el uso de bolsas y envases compostables o reusables; así como el P. de la C. 717 de Víctor Torres González que autoriza al Departamento de Asuntos del Consumidor (DACO) implantar multas por incumplimiento a la mencionada Ley.

“Nuestra preocupación es que no haya una carga más en costo a los consumidores como está pasando con estas bolsas. Los consumidores están finitos en el bolsillo, la situación económica esta crítica y se está tratando de traer alternativas. Pero el comercio te está cobrando adicional por la bolsa reusable y también de papel y, no te venden la bolsa en blanco, tienen la promoción de la tienda en que compras. De otra parte, el proyecto de Franqui Atiles lo hace claro que ocurra el cambio de envases de comida de foam a de cartón, pero sin costo adicional a los consumidores”, sostuvo la representante lebrón Rodríguez en declaraciones escritas.

Asimismo, la representante Ramos Rivera, señaló que “no lo propondría si hubiera un cambio en el costo al consumidor, porque son los comercios los que están ganado, pero no lo he visto y las quejas llegan a mi oficina y las escucho en la calle”.

La presidenta de Terra Tek Engineering Group, PSC, ingeniera Nivia Ayala Meléndez, enfatizó que es real y seria la crisis del manejo de desperdicios sólidos que se ha engrandecido tras el paso de los huracanes Irma y María y le queda poca vida de uso a los vertederos de la Isla.

“En la actualidad, si no se trabaja con los permisos y el diseño de celdas nuevas en cumplimiento con la reglamentación estatal y federal nos quedan menos de cuatro años de vida útil entre todos los vertederos de Puerto Rico, así cumplan con la reglamentación o no. Según los datos del Estudio de Caracterización de los Residuos Sólidos de Puerto Rico (Wheran, 2003), el 10.5 por cientoz por peso del total de los residuos en estos vertederos son plásticos”, advirtió Ayala Meléndez.

La ingeniera mencionó que las alternativas serían proveer al consumidor un empaque eco-amigable, aumentar el costo de las bolsas que proveen los comercios y requerirles letreros visibles en los estacionamientos recordándole al consumidor que tiene que llevar su propio empaque, así como crear un fondo educativo para instituir una cultura de reciclaje.

En esa misma línea, la asesora legal del Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA), licenciada Anabelle Peterson, indicó que las bolsas plásticas de un solo uso tardan de 100 a 50 años en degradarse, mientras que las reutilizables tardan el doble por ser más gruesas y fuertes.

“Los consumidores las reúsan, pero si necesitan disponer de basura las echan dentro de ellas y terminan en los vertederos. Además, las bolsas reusables son más resistentes y siguen siendo un problema ambiental al fabricarse con recursos no renovables. El efecto negativo del desecho plástico en el ambiente es devastador”, dijo la funcionaria.

No obstante, el asesor legal de DACO, el licenciado Edan Rivera, expresó que la agencia favorece las alternativas adicionales para que los consumidores y los comercios puedan cumplir con el propósito de la Ley de limitar el uso de bolsas plásticas desechables. Sin embargo, opinó que prohibir que los comercios cobren por la venta de estas bolsas derrota el propósito ambiental.

“Solo hemos emitido cuatro multas por violaciones desde establecida Ley. En cuanto a las virtudes y riesgos de utilizar envases de poliestireno en los establecimientos de comida y el uso de las bolsas compostables y desechables recomendamos que se consulte a la Autoridad de Desperdicios Sólidos”, destacó.

Entretanto, el vicepresidente ejecutivo de la Cámara de Mercadeo, Industrial y Distribución de Alimentos (MIDA), licenciado Manuel Reyes Alfonso opinó que la propuesta “no cumple con el espíritu de la Ley”. Al mismo tiempo negó que hubiese lucro de parte de los comerciantes por la venta de las bolsas.

De otra parte, el presidente del Centro Unido de Detallistas (CUD), Jorge Argüelles, no recomendó que se elimine el uso de envases de poliestireno o foam o el uso de bolsas plásticas en negocios de comida rápida. “Aunque estamos conscientes de las características de este químico pudieran ser negativas al ambiente, así también cuenta con propiedades eficaces que facilitan la conservación de alimentos perecederos”, dijo durante el interrogatorio de la Comisión.

La representante Lebrón Rodríguez indicó que continuarán las vistas públicas para concluir con un informe conforme a los hallazgos y las recomendaciones correspondientes a lo vertido en la discusión de las medidas.

Loading...
Revisa el siguiente artículo