La grandeza de servir sin esperar nada a cambio

Aunque quisiéramos pasar de nuestra memoria la página triste que dejó el huracán María, es necesario resaltar la extraordinaria labor de repuesta que realizaron cientos de voluntarios durante el proceso de recuperación.

Por Lynet Santiago Túa

Doce de estos voluntarios hablaron con Metro sobre sus experiencias:

Jorge Luis Ayala Marín, Líder comunitario de Las Parcelas Falú

“Ha sido bien bonito lograr unir a toda la comunidad, y desarrollamos una brigada comunitaria para ayudar a los pacientes con necesidades especiales, encamados y envejecientes que tenemos identificados”.

Doctora Sharon González, Generalista

“Estuvimos tres meses activos en Utuado y establecimos una clínica de salud. Repartimos suministros, medicamentos, y tuve la satisfacción de atender a más de 1,500 pacientes, que no habían podido ver un médico en mucho tiempo”.

Aida Cedeño Ruiz, Maestra de Cupeyville School y fundadora de PR Renace Inc.

“Junto con mi familia fuimos casa por casa en Patillas, a repartir compra, agua y suministros. También en mayo comenzamos a recolectar materiales escolares y mochilas, porque muchas familias lo perdieron todo” .

Pao-Pei Irizarry, Reconocida coordinadora de bodas

“Yo cambié las tacas por las botas para adentrarnos en las montañas a ayudar a las familias. En diciembre llené el carro de juguetes y los entregué en Orocovis, Morovis, Coamo… Mi casa también se convirtió en un oasis para todo el que necesitara”.

Arturo Massol, Director ejecutivo de Casa Pueblo

“Nuestro sentido de urgencia está en nuestra responsabilidad de atender el dolor de la gente. No solo ayudamos con la parte de la energía solar, sino con la posibilidad de comunicarse con sus familiares, que le brotó lágrimas a muchos”.

Nahirp Giles, Voluntaria de Cruz Roja

“No hay dinero que pueda comparar el privilegio de servir a otros. Entregamos agua, suministros, hasta Mickey Mouse de peluche a los niños. Ver las caras de esos niños no tiene comparación. Ahora estamos con talleres de salud mental”.

Rodney Austin, Voluntario de la Cruz Roja  

“Entregamos filtros de agua y repartimos generadores a las personas cuya vida depende de una máquina. Actualmente, repartimos generadores donde no hay luz, o que se va con mucha frecuencia. Hemos llegado hasta  Vieques y Culebra”.

José Enrique Batista Reyes, Médico residente Hospital San Lucas

“Brindamos servicios de salud básicos y medicamentos a personas en condiciones precarias, en momentos en que hasta un abrazo significaba la medicina para algunos. Impactamos muchos lugares, principalmente en Utuado”.

Astrid Gandarilla Torres, Psicóloga organizacional

“Pudimos impactar vidas con condiciones terminales, que necesitaban salir del país y se logró. María fue una enseñanza de vida para todos. Aprendí que el servir  es la manera más directa de bendecir y de ser bendecido”.

Iván Clemente, Comedor de la Kennedy

“Hemos confeccionado 68 mil platos de comida caliente y entregamos agua, ropa y suministros en 42 pueblos. Actualmente, llevamos comida caliente a las personas que aún no cuentan con energía eléctrica. El amor todo lo puede”.

Luis Molinary, Cardiólogo

“Repartimos agua, frutas y comida por los campos de Corozal como a 250 familias. También visitamos Barranquitas, Orocovis, Naranjito, y Utuado, con un grupo de médicos voluntarios para  atender pacientes casa por casa”.

William Santana Jirau, Estudiante de la Universidad Interamericana de Puerto Rico

“Junto con mi familia buscamos ayuda y donaciones, que fueron de gran beneficio para cada una de las familias afectadas. Impactamos a la comunidad de Río Lajas, sector Villa Iriarte, en Dorado y otros pueblos”.

Loading...
Revisa el siguiente artículo