Estudio muestra que gobierno puertorriqueño obstaculizó conteo de muertes luego del huracán María

El informe también señala la falta de preparación de médicos sobre cómo llenar un certificado de defunción luego de un desastre natural o catástrofe.

Por David Cordero

 David Cordero Mercado, MWN

La ineficiencia de las agencias de seguridad y salud del Gobierno de Puerto Rico respecto a informar sobre cómo los médicos debían completar los certificados de defunción después de un desastre natural, así como la falta de preparación de la clase médica de la Isla, quedaron evidenciadas por la Universidad de George Washington como obstáculos en el registro de muertes relacionadas directa o indirectamente al huracán María.

“Según entrevistas con personal de agencias gubernamentales en Puerto Rico, en el momento del huracán, ni el Departamento de Seguridad Pública (DPS) ni la Oficina Central de Comunicaciones en la Oficina del Gobernador, había escrito planes de comunicación ante riesgos de crisis y emergencia”, apunta entre sus conclusiones la primera fase del estudio realizado por la Escuela de Salud Pública del Instituto Milken de la mencionada institución, subvencionado por el Gobierno de Puerto Rico.

huracan maria Getty Images

Asimismo, el informe señala que “la Oficina de Preparación y Respuesta ante Emergencias del Departamento de Salud tenía un plan de emergencia obsoleto, incluidos los anexos para riesgos de comunicación en emergencias y manejo de fatalidades en masa”.

“Los planes de emergencia de la agencia que estaban en su lugar no fueron diseñados para huracanes mayores de categoría 1”, sostiene el documento de 69 páginas. Dicho informe estima en 2,975 las muertes relacionadas de forma directa o indirecta al paso del huracán y sus secuelas. Aunque la Rama Ejecutiva del Gobierno de Puerto Rico tenía conocimiento sobre esta información desde el lunes, el documento salió a la luz pública luego de que fuera reseñado por el medio estadounidense CBS News, obligando a Fortaleza a convocar una conferencia de prensa en la que se abordó el contenido del estudio.

Los investigadores no solo concluyeron que las agencias gubernamentales pertinentes fueron deficientes en la coordinación de la comunicación sobre mortalidad posterior al huracán, sino desde antes de su paso el 20 de septiembre de 2017. De igual modo, señala la preparación ineficiente de la clase médica de Puerto Rico sobre cómo completar correctamente un certificado de defunción tras un evento catastrófico como lo fue María.

"Nuestro estudio muestra que la falta de conciencia de los médicos sobre las prácticas apropiadas de certificación de defunción después un desastre natural y la falta de comunicación del Gobierno de Puerto Rico de informar sobre el certificado de defunción antes de la temporada de huracanes de 2017 limitó el recuento de las muertes que se informaron como relacionadas con el Huracán María”, apuntan los investigadores en el estudio.

El documento hace hincapié en que en Puerto Rico los individuos autorizados a completar los certificados de defunción incluyen médicos y médicos forenses, pero aunque están autorizados la mayoría de ellos no recibe una educación formal sobre cómo completar un certificado de defunción, en particular luego de un desastre o evento catastrófico.

“Cuando se le preguntó (a los médicos) sobre las guías del CDC que circuló la PRVSR (Registro Demográfico) después del huracán, que recomienda a los médicos completar una sección en el certificado de defunción con información u otras condiciones que contribuyeron a la muerte, entrevistados indicaron confusión persistente sobre las guías, mientras que otros expresaron renuencia a relacionar las muertes a huracanes debido a la preocupación sobre la subjetividad de esta determinación y sobre la responsabilidad”, sostiene el análisis.

Lo anterior también confirma lo que en una entrevista previa con Metro y el Centro de Periodismo Investigativo (CPI) había reconocido la directora ejecutiva del Registro Demográfico, Wanda Llovet, que no fue hasta el 2 de octubre que dicha división del DS hizo un llamado limitado sobre cómo completar adecuadamente un certificado de defunción tras un desastre.

“Nosotros enviamos un documento que se llama Completion of Death Certificates in the Aftermath of a Hurricane, lo mandamos a la Asociación de Hospitales y a la Asociación de Funerarios para que ellos entonces se encargaran de orientar a su matrícula con relación a cómo documentar el certificado de defunción cuando ocurre un evento como el huracán”, añadió.

huracan maria Getty Images

Llovet se refiere a un correo electrónico que envió con un documento adjunto del National Center for Health Statistics (NCHS), adscrito al Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), con instrucciones generales para documentar el certificado de defunción para muertes relacionadas a un huracán. El documento, como había reportado el CPI, tiene apenas tres oraciones específicas sobre cómo llenar los certificados de defunción y ejemplos aislados de certificados.

En el correo enviado unos 12 días después del huracán, el Registro no instruye sobre cómo llenar adecuadamente el encasillado número 25 de un certificado de defunción en caso de que haya sospecha o certeza de que la muerte estuvo relacionada al huracán.

TE RECOMENDAMOS EN VIDEO

 

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo