Maestros de primera chárter cobrarán más

CEO de Boys and Girls Club presenta el primer programa en convertirse en escuela alianza, el cual forma parte de un programa que busca romper con la pobreza

Por Lyanne Meléndez García

A tan solo días de comenzar formalmente el primer año escolar de lo que será la primera escuela chárter que concedió Educación, el presidente de Boys and Girls Club Puerto Rico, Eduardo Carrera Morales, detalló los planes de ese proyecto.

Con una matrícula inicial de 58 estudiantes, el ejecutivo de la organización apuesta por un amplio programa que persigue “romper con el ciclo generacional de la pobreza”, a través de proyectos sociales y de desarrollo económico, pero que, además, incluye el desarrollo de una escuela que incorpora inversión pública del Gobierno, con un monto de $6,400 por niño —que, al momento, no han recibido–, así como miles de dólares en donativos privados, entre ellos una donación de 500 mil dólares por parte del cantante Marc Anthony. La implementación del modelo asciende a $16 millones por un periodo de cuatro años.

La escuela tiene una plantilla de ocho maestros, de los cuales, cinco cuentan con una maestría en Educación, mientras otros tres, con un bachillerato. “Para el maestro líder del salón se trabajó una escala salarial que comienza en los 40 mil dólares, que podría ser ajustada hacia arriba de acuerdo con la experiencia y el nivel de educación de los maestros”, manifestó el portavoz de la organización. También tendrán beneficios marginales, como plan médico, entre otros.

Comenzarán oficialmente el próximo lunes, con grados de kínder y primer grado. Sin embargo, buscan convertirse en una escuela elemental, por lo que cada año buscan abrir 34 espacios para el nuevo kínder. Para seleccionar a los estudiantes, indicó que realizaron consultas comunitarias, casas abiertas, se visitaron ocho escuelas y siete Head Starts de las comunidades aledañas, repartieron hojas sueltas y contrataron alto parlantes. De los 58, 31 son del residencial público Ernesto Ramos Antonini, donde se encuentran las instalaciones de la escuela, mientras que el 87 % son familias de bajos ingresos y el 62 % son madres solteras.

La escuela utilizará currículos que parten del modelo educativo del colegio St. John, en Condado, que compartieron con la entidad sus estándares de calidad. “Determinamos que íbamos a tener una oferta educativa que no partiera de nada menos que ese tipo de ofrecimiento que se le ofrece a las personas que tienen la mayor cantidad de recursos en el país, y que no es posible para niños de bajos ingresos”, precisó Carrera Morales.

Por el momento, la meta de la organización es cumplir con los estándares de calidad y que mejore el aprovechamiento académico de todos los estudiantes del plantel, por lo que, al momento, no tienen planes de expandir.

En proceso de adquirir carta constitutiva

Esta semana, la entidad espera contar con la carta constitutiva, documento que forma parte de los requerimientos de la Ley 85 de Reforma Educativa, que viabiliza las escuelas alianza.

“Esta semana estamos en proceso de firmar la carta constitutiva. Esa carta es la que tiene todo el detalle de la propuesta. Eso va a incluir el detalle de los pagos que se van a estar haciendo”, expresó el CEO de Boys and Girls Club.

Por otro lado, aunque ya está conformada la Junta Constitutiva, esta aún no tiene un representante de Educación Especial. La escuela cuenta con trece estudiantes con diversidad funcional. No obstante, hay más de 20 alumnos que aún están en proceso de hacerles pruebas.

Loading...
Revisa el siguiente artículo