Cientos de maestros sin salón en el inicio de clases

Según el presidente de Unete “cientos de maestros, que fueron reubicados en escuelas receptoras, no tienen salón para recibir a sus estudiantes. Los maestros de inglés, educación física, bellas artes y salud son los más afectados en escuelas elementales y secundarias”.

Por Inter News Service

El presidente de la Unión Nacional de Educadores y Trabajadores de la Educación (Unete), Emilio Nieves Torres, afirmó hoy que Julia Keleher pasará a la historia como la secretaria de Educación “con la mayor desorganización administrativa en el inicio de clases”.

Según Nieves Torres, “cientos de maestros, que fueron reubicados en escuelas receptoras, no tienen salón para recibir a sus estudiantes. Los maestros de inglés, educación física, bellas artes y salud son los más afectados en escuelas elementales y secundarias”.

“Ha quedado evidenciado que el cierre masivo de escuelas fue deficiente, arbitrario, caprichoso y falto de planificación. Las decisiones erráticas de Keleher nos han llevado a retroceder de 20 a 30 años. En mayo del 2018 todos los maestros tenían un salón donde recibir a sus estudiantes. Hoy, con el cierre de escuelas, cientos de maestros se han quedado sin salón de clases y en cada periodo de clases tienen que cargar libros y materiales de un salón a otro”, apuntó.

Puso como ejemplo la escuela “Stella Márquez” de Salinas que “tiene nueve maestros (de inglés y educación física) sin salón de clases para recibir a sus estudiantes. Además, pretenden ubicar en un salón a cinco maestros de educación especial. En la escuela elemental ‘Oscar Hernández Guevara’, en el municipio de Guayama, dos maestras de inglés tampoco tienen salones para recibir a sus estudiantes”.

Además, opinó que “los 200 vagones que se pretenden ubicar en diversas escuelas son una evidencia adicional de las decisiones erráticas de Keleher. Esto significa que la única manera de subsanar estos errores administrativos es reabrir escuelas. Si es cierta la consigna de la secretaria, todo por los niños, tiene que tomar decisiones que favorezcan el servicio educativo a nuestros estudiantes. Hay escuelas en las que los estudiantes tienen maestros de educación física, pero no tienen cancha bajo techo como lo tenían en las escuelas que fueron cerradas”.

Añadió que “hay escuelas que ya no pueden matricular estudiantes porque no hay espacios adicionales. Por lo tanto, el deber de la Secretaria de Educación y del Gobernador es reconocer sus errores, reabrir escuelas y reducir la cantidad de estudiantes por grupo. No hacerlo va a deteriorar el aprovechamiento académico de los estudiantes”.

Nieves Torres señaló que “hubo escuelas que no lograron iniciar sus clases con normalidad. Por ejemplo, la escuela ‘Stella Márquez’, en Salinas, no pudo iniciar sus clases con normalidad porque hoy se está completando el proceso de mudanza y preparando el programa de trabajo de los maestros para asignarle grados y cursos. Además, se hacen ajustes en el programa de clases de los estudiantes. Por eso, esta escuela que se supone reciba estudiantes desde sexto a duodécimo grado, hoy recibe solo a los estudiantes de once y duodécimo. Mañana reciben a los de noveno y décimo, el miércoles a los de séptimo y octavo y el jueves a los de sexto grado”.

Aseguró que “el atraso en el inicio de clases de algunas escuelas receptoras fue provocado por la centralización de Keleher de procesos administrativos que luego terminó solicitando la ayuda a los directores escolares”.

La portavoz consignó que “en la escuela superior ‘José Felipe Zayas’ del municipio de Coamo faltan diez maestros y en la escuela ‘Petra Zenón de Fabely’, en Trujillo Alto, faltan 11 maestros por nombrar. Estas situaciones provocan que los estudiantes terminan sus clases en horas del mediodía y se vislumbra que esto continúe así por varias semanas, La particularidad de estas escuelas es que son vocacionales y los maestros de diversos talleres (electricidad, barbería y mecánica) están en el proceso de dopaje que para algunos maestros ha representado esperar 10 días en lo que llegan los resultados”.

Para el vocero, “estas y otras situaciones evidencian que Keleher se colgó. Para enmendar todo este desmadre debe reabrir escuelas, crear más grupos y reducir la cantidad de estudiantes por grupo. No podemos aceptar el hacinamiento. Además, los maestros que han sido reubicados para team teaching o proyectos especiales, deben ser asignados conforme a su preparación y los requisitos de graduación que tienen los estudiantes. Keleher, que se olvide de sus proyectos especiales y utilice adecuadamente los recursos que tiene. El proceso educativo debe estar centralizado en los estudiantes, no en Keleher”.

Te recomendamos:

Loading...
Revisa el siguiente artículo