Saltan dudas temprano tras arresto de sospechoso HIMA

Steven Sánchez Mártir fue arrestado el pasado lunes en un residencial de Río Piedras y fue identificado en dos ruedas de confrontación realizadas por la Policía

Por Hermes Ayala

Tras arrestarse a Steven Sánchez Mártir, sospechoso del asesinato en el hospital HIMA de Caguas, el nombre de Gustavo “el Manco” Rivera Seijo, otrora acusado de asesinar al niño Lorenzo González Cacho, ha vuelto a sonar en las redes sociales y la opinión pública.

Y es que sobran las incongruencias entre el perfil del arrestado esta semana por la Policía y lo que propone una persona capaz de realizar un crimen tan elaborado como asesinar a tiros a un paciente internado en el quinto piso de una institución médica y escapar sin problema.

La licenciada Jane Hoffman, abogada contratada por la familia de Sánchez Mártir para llevar su defensa, le puso al caso el mote de “El Manco parte II” a través de una entrevista en Notiuno.

Te podría interesar:

Mientras tanto, el propio letrado que asumió en aquel momento la defensa de el Manco, el licenciado Mario Moczó, subrayó la necesidad de que desfile la prueba para tener un marco más amplio al respecto, pero mostró curiosidad por algunos detalles expuestos en esta etapa del caso.

“Uno no puede acertar comparaciones en la etapa en la que está esto. Hay que ir evaluando el caso”, dijo Moczó a Metro, aunque interpuso que detalles como “el video del sujeto que mostraron al público es bastante flojo”.

“Hay que ver cómo hicieron las identificaciones, porque muchas veces pueden estar viciadas por el Estado o ser erróneas”, agregó el abogado que, en 2016, probó la no culpabilidad del Manco en el asesinato de Lorenzo.

Mientras, otro abogado, el licenciado Orland Castro García, abordó el tema más a fondo, cuestionando si la supuesta adicción de droga del individuo lo hace capaz de realizar tan complicado crimen.

“Con su pinta, subió al cuarto de un paciente en un quinto piso de un sitio con seguridad, un hospital que a una persona normal le puede parecer un laberinto. Realizó más de diez disparos y ni siquiera hirió a la otra persona que allí había. También hay una disyuntiva con la apariencia que presenta en el video, como con los tatuajes, que se los puede haber maquillado. Pero ¿es este un individuo que parece prepararse para estas cosas?”, señaló Castro García, cuestionando, además, por qué el supuesto asesino no se alejó de la zona metropolitana tras el suceso.

Te recomendamos este video:

Loading...
Revisa el siguiente artículo