Aseguran que Keleher violenta orden sobre Transición Voluntaria

La organización magisterial señaló irregularidades en el proceso de retiros de maestros en el sistema público

Por Inter News Service

El presidente de la organización magisterial Unete, Emilio Nieves Torres, afirmó que la secretaria de Educación, Julia Keleher, ha violado la orden ejecutiva relacionada al programa de Transición Voluntaria, en la cual los maestros solicitaban retirarse del Departamento de Educación.

La violación consiste en ocupar con otros maestros las plazas de los que solicitaron entrar al Programa y luego lo cancelaron, dijo Nieves Torres.

Añadió que “no se puede ofrecer una plaza de un maestro permanente que todavía está ocupando la misma en una escuela”.

“La orden administrativa OA-2018-4 de la Autoridad de Asesoría Financiera y Agencia Fiscal (Aafaf) establece que ‘para hacer efectiva la renuncia voluntaria del empleado elegible, éste deberá firmar un Acuerdo Final de Renuncia Incentivada’. Es decir, la ‘efectividad’ de la Renuncia Incentivada conforme a la orden administrativa OA-2018-4 surge con el juramento firmado por el maestro elegible ante un notario o funcionario autorizado del Acuerdo Final de Renuncia Incentivada. Por lo tanto, el maestro sigue siendo empleado del Departamento de Educación con todos sus derechos hasta que firme el Acuerdo Final”.

Nieves Torres aseguró que “en ninguna parte de la orden administrativa se le notifica al maestro que al solicitar entrar al Programa de Transición Voluntaria la plaza que ocupa será ofrecida u ocupada por otro maestro. Lo que indica el documento de Aafaf es que el maestro puede cancelar la misma en cualquier momento previo a la firma del Acuerdo Final de Renuncia Incentivada y especifica que una vez la solicitud de participación sea aprobada y la renuncia advenga efectiva, la participación en el Programa será considerada una renuncia voluntaria, final e irrevocable, y además, constituirá un relevo total y absoluto, y una renuncia de derechos de toda reclamación actual o potencial”.

Para el portavoz, “esto significa que el Departamento de Educación ha actuado en violación a la orden administrativa OA-2018-4, ha congelado y ofrecido la plaza de los que solicitaron participar del programa de Transición Voluntaria, sin que éstos firmaran el Acuerdo Final de Renuncia Incentivada para hacer efectiva su renuncia. En esta situación puede que haya alrededor de 1,500 maestros que ahora sienten que son castigados por Keleher por desistir acogerse al programa”.

A su vez, acusó que “algunos maestros fueron presionados en las regiones educativas para aceptar plazas en otros pueblos o regiones. Otros desconocen a cuál escuela se van a reportar el próximo lunes. Keleher cometió el grave error de nombrar maestros en plazas que tienen incumbentes. No respetó la orden administrativa y lo que corresponde ahora es enmendar el error y restituirlos en sus plazas”.

Loading...
Revisa el siguiente artículo