#MeToo da paso al #MeTwo

#MeTwo denunciará racismo en Alemania

Por AP

BERLÍN — #MeToo dio paso al #MeTwo.

El hashtag está siendo usado por miles de inmigrantes de segunda y tercera generación para denunciar el racismo de que son víctimas y los problemas que tienen para ser aceptados por los alemanes.

El nombre del hashtag alude al movimiento #MeToo para denunciar el hostigamiento sexual. Su creador es Ali Can, un periodista de origen turco, de 24 años, que ideó esa forma de protesta tras el furor generado por la renuncia de Mesut Ozil, jugador de origen turco, a la selección alemana de fútbol.

Ozil, quien es hijo de inmigrantes turcos, renunció al equipo nacional molesto con las críticas que recibió por haber posado para una foto con el presidente turco Recep Tayyip Erdogan. Ozil manifesto su malestar con la federación alemana de fútbol, su presidente, la afición y la prensa, y denunció lo que describió como actitudes racistas y una doble moral en el trato de las personas de ascendencia turca. “Soy alemán cuando ganamos, pero soy un inmigrante cuando perdemos”, se quejó.

Can decidió usar el hashtag #MeTwo porque quería poner de relieve que las minorías étnicas a menudo se identifican con dos culturas o dos sitios a la vez: Alemania y el país de donde provienen sus ancestros. Hasta el lunes había 153.000 tuits con historias de discriminación en Twitter, según la agencia alemana DPA.

En Alemania viven unos 4 millones de personas de origen turco. La primera camada fue invitada en la década de 1960 para ayudar a reconstruir el país después de los estragos que dejó la Segunda Guerra Mundial.

El actual debate refleja asimismo la preocupación en torno a la llegada reciente de inmigrantes musulmanes, un tema que ha dividido a la sociedad alemana. Desde el 2015 llegaron más de un millón de inmigrantes, mayormente de países desgarrados por guerras, como Siria, Irak y Afganistán. El arribo de estas personas que piden asilo generó fuerte oposición a la inmigración y dio lugar al surgimiento del partido Alternativa para Alemania, que el año pasado consiguió bancas en el parlamento por primera vez.

En total, aproximadamente el 20% de los más de 82 millones de personas que viven en Alemania tienen raíces inmigrantes.

“Hay que volver a definir lo que significa ser alemán”, afirmó Can a la Associated Press el lunes.

“No importa qué tanto quieran los inmigrantes integrarse a la sociedad alemana, no podrán hacerlo por sí solos”, sostuvo. “Todos necesitan ayuda con la integración”.

Muchos de los tuits que aparecen en #MeTwo denuncian actos de discriminación por el color de la piel o por usar un pañuelo en la cabeza. Otros cuestionan a quienes dicen que ni siquiera la tercera generación de una familia de inmigrantes son completamente alemanes.

Una usuaria de Twitter que se hace llamar Moorni relató su experiencia en la escuela: “A pesar de mis buenas notas no recibí recomendaciones para la escuela secundaria. Esto me dijo una maestra: Tu hija siempre lucirá un hijab y se casará joven”.

Abeneezer Negussie tuiteó que “cuando un extraño tras una conversación agradable en un tren te dice que ‘el color de tu piel no es tu culpa, pero es algo que lamentablemente no puedes cambiar’, te das cuenta de que esa persona cree que el color de tu piel revela que algo no funciona contigo”.

Algunos dicen que, a pesar del dolor y las humillaciones que sufrieron por el racismo, la plataforma #MeTwo tuvo un impacto positivo.

“Lo bueno en relación con el debate sobre el racismo en el 2018 es que los inmigrantes finalmente son parte del a conversación”, manifestó la autora turco-alemana Hatice Akyun.

“Nuestros padres hacían de cuenta que no entendían y se sentían avergonzados”.

Las denuncias de #MeTwo fueron seguidas de comentarios contra la inmigración. Pero algunos inmigrantes también relataron experiencias positivas usando el hashtag #MiSueñoAlemán.

El ministro de relaciones exteriores alemán Heiko Maas, por su parte, afirmó el domingo en un tuit que “es muy perjudicial para la imagen de Alemania si existe la impresión de que el racismo vuelve a ser algo socialmente aceptable. No podemos permitir que la gente con raíces inmigrantes se sienta amenazada. Todos debemos defender la diversidad y la tolerancia”.

Loading...
Revisa el siguiente artículo