Trasladan a Nina Droz a cárcel en Florida

Se encontraba en una cárcel en Oklahoma.

Por Inter News Service

La puertorriqueña Nina Droz Franco fue trasladada a la cárcel de Tallahassee, en Florida, informó el Comité de Amigos y Familiares.

Según el Comité, el 20 de julio Droz Franco informó que estaba en una cárcel de Oklahoma y que había sido trasladada el día anterior junto a otras siete confinadas del Centro de Detención Metropolitano en Guaynabo.

Posteriormente, la boricua señaló que se encontraba en la institución federal para mujeres de Tallahasse, ubicada al sur de la Florida.

Droz Franco, quien ha estado recluída en el Centro de Detención Metropolitano de Guaynabo desde la madrugada del 2 de mayo de 2017, fue finalmente sentenciada el 12 de junio pasado ante la jueza Aida Delgado, del Tribunal de EEUU para el Distrito de Puerto Rico.

La exmodelo fue condenada a tres años y un mes de prisión por conspirar para provocar un incendio en el Popular Center, en el sector de Hato Rey, al culminar el año pasado la manifestación del Día Internacional de los Trabajadores.

La condena contra Droz Franco se produce después que el 12 de julio de 2017 se declarara culpable del cargo de conspiración como parte de un acuerdo con la fiscalía federal a cambio de que la condena no fuera superior a tres años y un mes.

Al momento de la sentencia, la puertorriqueña estaba confinada en solitaria, sin derecho a visitas y con dificultades para obtener tratamiento para una infección de oído.

También denunció la falta de atención ortopédica y la cura de fracturas con muñequeras, bendajes e ibuprofeno.

Denunció, a su vez, a los oficiales Antonio Cesany, por hostigar a las reclusas, y a Roberto Guzmán, quien en una ocasión la estuvo observando por la ventana y, tras ser acusado, tomó represalias contra Droz Franco y la envió a prisión en solitario, según dijo el Comité.

Asimismo, la organización denunció que la guardia Gaby Meléndez, quien anteriormente había sido denunciada por actos abusivos contra las confinadas lesbianas, revisó la celda de Droz Franco y le imputó unas faltas, por lo cual fue esposada por los guardias. Simultáneamente, y frente a los guardias varones, una enfermera de apellido Hikok apareció y le cortó el uniforme a Droz Franco con una navaja, despojándola de toda su ropa, incluso su ropa interior, que también fue cortada, mientras el guardia Roberto Guzmán la grababa con una cámara de vídeo.

El resto de su confinamiento en el Centro de Detención Metropolitano lo pasó en el SHU (“Solitary Housing Unit”) hasta que fue trasladada a Oklahoma.

Para el traslado, las confinadas fueron sacadas de sus celdas en la madrugada del 19 de julio de 2019 y fueron esposadas de manos y pies con cadenas, lo cual les impedía utilizar el baño o comer.

Además, no se le proveyeron alimentos suficientes y estuvieron esposadas y encadenadas hasta altas horas de la noche.

Loading...
Revisa el siguiente artículo