Procuradora de las Mujeres: “Ninguna humillación a la dignidad humana puede ser aceptada”

La licenciada expone que llama la atención de OPM la naturalidad del agresor que en ningún momento pidió perdón o expresó arrepentimiento en su alocución en sala.

Por Metro Puerto Rico

Luego de la decisión de una jueza en el Tribunal Superior de Fajardo quien encontró culpable a Miguel Córdova Villodas por 38 cargos por un escalofriante patrón del maltrato que mantuvo contra su pareja por un año y medio, la Procuradora de las Mujeres, Lersy G. Boria Vizcarrondo sentenció que “ninguna humillación a la dignidad humana puede ser aceptada”.

La Oficina de la Procuradora de las Mujeres (OPM) ha observado con alarma el caso de El Pueblo de PR v Miguel Córdova Villodas, quien inicialmente fue acusado por Ley de Armas, violencia doméstica, y otras violaciones al Código Penal.

La licenciada expone que llama la atención de OPM la naturalidad del agresor que en ningún momento pidió perdón o expresó arrepentimiento en su alocución en sala.

Te recomendamos: 

“Reconozco la facultad del tribunal y la respetabilidad de la Jueza, y como representante de la Oficina de la Procuradora de las Mujeres, entiendo necesario destacar que ninguna condena le hace justicia real ni a la víctima en este caso, que afortunadamente vive para contarlo, ni a las víctimas previas del agresor, por violencia de género”, aseveró al tiempo que dijo que su “compromiso es inequívoco a favor de las víctimas y de su entorno”.

La historia de terror de la víctima se supo en sala mediante su testimonio por circuito cerrado. La mujer describió una relación de terror que inició por un comportamiento posesivo del hombre que llegó a provocarle serio daño físico y de quien escapó por una ventana de su casa cuando sintió que su vida estaba en peligro. Los hechos se remontan a los años 2012-2014. Según el testimonio de la víctima, su pareja limitó sus salidas de la casa, la mutiló y la golpeó con medias llenas de jabones, palos de escoba y cables eléctricos.

 

 

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo