Cuestionan reparos para retratar interior de vagones

Ante el impedimento de fotografiar el interior de los vagones que almacenan cadáveres en Forense, legislador anticipa acudirá a los tribunales para pedir una orden de apertura

Por Lyanne Meléndez García

Luego de que se le prohibiera la entrada a la prensa y a las comisiones camerales que investigan el hacinamiento de cadáveres en el Negociado de Ciencias Forenses (NCF), el representante Juan Oscar Morales anunció que citará a la subcomisionada Mónica Menéndez Larrauri a una vista pública.

Esto, además de solicitar una orden judicial para entrar en los cuatro vagones que yacen a las afueras del Negociado en Río Piedras, que han sido objeto de denuncias por parte de los empleados debido a las condiciones en las que se encuentran los cuerpos y el hedor que emanan al ambiente.

“Hacen unas alegaciones de que yo, después que se fue la prensa, reinicié la vista pública nuevamente. Me acusan de que soy familiar de un funerario. Hay una vista pública bien interesante el viernes 3 de agosto donde van a tener que probar todas las acusaciones, y tengo muchas sorpresas ese día. Vamos a ver quién miente”, dijo a Metro el presidente de la Comisión de Salud de la Cámara en reacción a las expresiones escritas que hiciera Menéndez Larrauri.

vagones Foto: Dennis A. Jones

En un comunicado de prensa, la subcomisionada había establecido el viernes que, “a pesar de que, alrededor de las 2:30 p. m., la Comisión recesó los trabajos, unos minutos más tarde, cuando ya la prensa se había retirado, reanudaron los trabajos y nos pidieron acceso a la galería, desde donde se observa toda el área donde se realizan las autopsias. Se les invitó, entonces, a que aprovecharan e inspeccionaran los vagones en esos momentos, y lo rechazaron”, expresó la funcionaria.

Sin embargo, el legislador indicó que la citará a vista pública porque “hay una serie de falsedades que esta señora ha levantado”. Adelantó también que entre hoy y mañana recurrirá a los tribunales para que les permitan abrir los vagones. “Quiero acabar la imagen que tiene el pueblo de Puerto Rico, y la mejor manera es abriendo los vagones y que la gente vea por sus propios ojos qué hay allí”, sentenció el representante.

La subcomisionada justificó su negativa a que la prensa entrara, al alegar que las regulaciones de las agencias acreditadoras, las leyes y reglamentos aplicables “no permiten que se tome videos o fotografías del área donde se encuentran los cadáveres”.

Metro consultó a la exdirectora de Ciencias Forenses, María Conte Miller, sobre las prohibiciones. Conte sostuvo que, bajo su incumbencia, realizó una actividad sobre un equipo que se compró para la sala de autopsia. “Recuerdo que, en ese momento, hicimos un análisis correspondiente para ver si había un impedimento legal para dejar entrar cámaras y periodistas dentro de la sala de autopsias, y lo que sí encontramos es que, mientras no se enfoque ningún cadáver, se puede”, expresó Conte Miller.

Indicó que, además de proteger la información que identifica a los cadáveres en sus bolsas, también se debe cumplir con ciertos requisitos de tipo de seguridad ocupacional, como la protección de máscaras y mamelucos, entre otras protecciones, y deben estar vacunados contra la hepatitis B.

Consideraciones para fotografiar usadas previamente

  • Ocultar en las fotos y videos los nombres y números que identifiquen los cadáveres
  • Relevo de responsabilidad
  • Usar máscaras, mamelucos y otro equipo de seguridad.
  • Tener vacuna contra hepatitis B

“Fuera de esas consideraciones no veo por qué no se podría. No sé cuáles son las razones que ellos tienen para no permitir el acceso”, argumentó la patóloga forense.

Disposición de cadáveres

La exfuncionaria explicó que si a los tres días de un cadáver estar en Forense no es reclamado, el Instituto puede comenzar los trámites para disponer de este.

“El trámite requiere de un parte de prensa. Hay que hacer pruebas para ver si se puede establecer la identidad y contactar a la familia. El patólogo tiene que atender el caso, hacer una autopsia o un examen externo del cadáver. Luego que se hacen esos trámites, el Instituto puede disponer del cadáver”, explicó Conte Miller.

Planteó que “ese trámite puede tomar un par de meses, para dar un espacio razonable, pero no más de ahí. Recuerdo cuando estaba ahí. Todas las semanas enterrábamos alrededor de cinco cadáveres”. El Instituto puede disponer, además, de los cadáveres que, aunque son identificados por un familiar, no son reclamados.

“Siempre hay cadáveres sin reclamar. Lo que me está extraño es que se hayan acumulado”, dijo.

El portavoz del sindicato de empleados del NCF, Carlos Vélez, dijo a Metro que entre los cadáveres que permanecen en el Instituto hay algunos desde 2012. Aunque aclaró que el número varía diariamente, señaló que, por la escasez de personal, se han acumulado hasta desde ese año. No obstante, la situación se agravó tras el huracán María.

Gobernador visita vagones de Forense

El gobernador Ricardo Rosselló Nevares realizó una visita sorpresa a las instalaciones del Negociado de Ciencias Forenses en Río Piedras.

Durante su visita, se reunió con Mónica Menéndez, subcomisionada, y el secretario del Departamento de Seguridad Pública, Héctor M. Pesquera.

El mandatario inspeccionó la temperatura de los vagones y los accesos al edificio del Negociado. “Trabajamos en medidas para atender el problema que por años enfrenta el Negociado de Ciencias Forenses ante la escasez de patólogos en la isla. Al final del pasado año fiscal, la Oficina de Gerencia y Presupuesto (OGP) asignó $3.3 millones provenientes de ahorros gubernamentales para la compra de equipo especializado, herramientas y materiales necesarios para agilizar el análisis de casos”, sostuvo el gobernador.

Loading...
Revisa el siguiente artículo