La revista Time lo hizo de nuevo: fusionó a Trump y Putin en su portada a días de la escándalosa cumbre entre EEUU y Rusia

La llamativa portada que ironiza el actuar del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en la cumbre con su par Vladímir Putin

Por Francisca Herrera

La portada de la revista Time volvió a ser noticia con una nueva y llamativa portada que ironiza el actuar del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en la cumbre con su par Vladímir Putin fusionando sus rostros.

Con el título "La cumbre de la crisis", la revista aborda el terremoto que desató Trump en Estados Unidos luego de cuestionar abiertamente las conclusiones de sus propias agencias de inteligencia sobre la injerencia rusa en las elecciones del 2006, frente a Putin.

“Tengo gran confianza en mi personal de inteligencia, pero diré a ustedes que el presidente Putin fue extremadamente firme y enérgico en su desmentido hoy”, señaló el mandatario, al tiempo que desestimó repetidas veces la investigación del fiscal especial en torno a los esfuerzos rusos por interferir, que según funcionarios de inteligencia continúan. “No veo ninguna razón por la que Rusia interferiría en las elecciones de 2016”, sentenció.

El hecho generó una ola de críticas tanto de la izquierda como de la derecha estadounidense.

De regreso en la Casa Blanca, Trump afirmó que quiso decir lo contrario de lo que dijo en Helsinki, de que no veía por qué y que no comprende por qué Rusia “no sería” responsable de haber interferido en las elecciones.

Hoy, Time da a conocer que anteriormente el mandatario estadounidense había sido informado por el propio Fiscal General Adjunto, Rod Rosenstein, respecto a la acusación contra doce oficiales de los servicios de inteligencia rusa que habrían interferido en los comicios.

La portada generó tanto revuelo en redes sociales, que desde la revista realizaron un gif mostrando la transición entre la cara de Trump a la cara de Putin.

El mes pasado, Time dio otro golpe a Trump mostrándolo con su impecable terno mirando a una niña, la que se transformó en uno de los íconos de la política que separaba a los niños migrantes ilegales de sus padres-la que ya fue modificada y permite que ahora los pequeños esperen en las cárceles junto a sus padres- y la frase "Bienvenido a América (Welcome To America)".

 

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo