Acusan al Cuerpo de Ingenieros por no asignar recursos al dragado del Caño

Realizan manifestación frente a las oficinas del Cuerpo de Ingenieros, al que acusan de discriminación por no asignar fondos para el caño Martin Peña

Por Inter News Service

Un grupo de residentes de las comunidades del caño Martín Peña, encabezados por líderes del G-8, se manifestaron frente a las oficinas del Cuerpo de Ingenieros para repudiar que en dos oportunidades se negaran los fondos para construir el dragado del caño, prolongando los problemas de salud pública e inundaciones con aguas usadas.

“Desde hace años hemos recibido en nuestras comunidades a los más altos funcionarios del Cuerpo Ingenieros y de oficinas del Gobierno Federal, quienes han visto de primera mano la urgencia de dragar el Caño Martín Peña para la comunidad y la ciudad. Dejarnos fuera de dos oportunidades asignación de fondos para viabilizar su construcción no fue un acto de desconocimiento, sino uno calculado y totalmente discriminatorio en contra de todos los que residimos en estas comunidades”, señaló Lucy Cruz Rivera, presidenta del G-8.

El Cuerpo de Ingenieros asignó 2,500 millones de dólares a diversos proyectos de infraestructura de protección contra inundaciones y dejó fuera el dragado del caño por catalogar el proyecto como uno de restauración ecológica.

Asimismo, por segundo año consecutivo, tuvo la oportunidad de llevar a construcción un proyecto de restauración ecológica y pasó por alto el dragado, asignándole 849,000 para continuar el diseño, afirmaron los manifestantes.

“Estamos cansados de que se nos siga pasando por alto y que se nos invisibilice. Al momento de poner dinero, siempre encuentran algo que para ellos es más importante. Aquí lo que hace falta es llevar las palabras a la acción. Exigimos al Gobierno de Puerto Rico que no desperdicie las otras oportunidades que han surgido tras el huracán María”, declaró Evelyn Quiñones Ortiz, vicepresidenta del G-8.

En 2007, el Congreso autorizó el proyecto como uno de protección contra inundaciones y restauración ambiental.

El estudio de viabilidad priorizó los beneficios ambientales y reconoció los de protección contra inundaciones.

Algunos funcionarios han propuesto cambiar la categoría del proyecto, “pero resulta incierto si ello requerirá hacer modificaciones al estudio de viabilidad y declaración de impacto ambiental, o al concepto de diseño, lo que puede afectar el plan de trabajo y el resultado final”, dijo Quiñones Ortiz.

Mario Núñez Mercado, líder comunitario, hizo un llamado al gobierno “para que asegure la asignación de fondos CDBG-DR a la Corporación del Proyecto Enlace para que se puedan implantar los proyectos de infraestructura y vivienda cruciales para el dragado. Esta es la oportunidad de esta administración para demostrar que su palabra y compromiso con las comunidades del caño Martín Peña va más allá de una firma. Es momento que se engrandezca y asegure fondos para viabilizar nuestro plan de desarrollo integral”.

El estado del caño amenaza la salud y seguridad de los residentes y otras áreas adyacentes y afecta seriamente al resto del estuario de la bahía de San Juan.

El dragado ayudará a proteger infraestructura crítica para el país, como el aeropuerto Luis Muñoz Marín, y proveerá nuevas oportunidades de desarrollo económico y turismo, para beneficio de todos y todas en Puerto Rico, declararon los portavoces.

Ayer, líderes del G-8 se reunieron con Omar Marrero, director de la Oficina Central de Recuperación y Reconstrucción de Puerto Rico, en torno a la importancia de que el proyecto Enlace del caño Martín Peña se incorpore en los planes gubernamentales como un modelo de recuperación de desastres integral.

Loading...
Revisa el siguiente artículo