Ellos sí se sacrifican por Puerto Rico

Metro buscó gente que todos los días sale a la calle a luchar por buscar el sustento de su hogar y que apuestan por mantenerse en Puerto Rico para reflexionar sobre el sacrificio que dijo haría el renunciante director ejecutivo de la AEE, Rafael Díaz Granados.

Por David Cordero Mercado

Rafael Díaz Granados, quien no duró más de un día en el cargo de director ejecutivo de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE), afirmó ayer en entrevista radial (WKAQ) que se estaba “sacrificando por el pueblo de Puerto Rico”, al ganar un salario de $750 mil al año. Sin embargo, son muchos los que en la Isla, con un salario significativamente menor, sacan la cara por el país. 

Robert Marrero

26 años | Utility – Agencia de Publicidad  y Promocional | $16,320

Robert Marrero Robert Marrero

Desde el año 2015, Roberto cobra $8.50 la hora por el trabajo que realiza. En principio, laboraba en la imprenta de la agencia, pero tras el paso del huracán María y los daños en las instalaciones, fue acomodado en las tareas que realiza actualmente. En ese periodo sufrió una reducción de salario, a $7.25 la hora, aunque hace unos meses se le adjudicó el salario que tenía inicialmente. Pese a las dificultades, los deseos de trabajar y echar hacia delante no faltan.  Roberto calificó las expresiones de Díaz como arrogantes y una falta de respeto al país.

“Mi horario fijo es 9 a 6, lunes a viernes, pero en este trabajo, y más que hay menos empleados, en realidad yo estoy trabajando los siete días y nunca salgo a las 6. Con todo y que trabajo los 7 días y más de 8 horas, no estoy ni cerca (de los $750 mil)”, apuntó.

“Cuando pasó (el huracán) María que se destruye la imprenta, me quedo trabajando en lo que es mensajería y almacén, y entonces ahí me pagan $7.25”

Sugeil Rodríguez Rivera

42 años | Policía | $36 mil

Sugeil Rodríguez Sugeil Rodríguez

Sugeil es madre de tres hijos y comenzó a trabajar como agente en la Policía de Puerto Rico el 23 de octubre de 1995. La mujer reaccionó con indignación ante la noticia de que al nuevo director de la AEE le pagarían $750 al año, es decir, $62,500 mensuales.

“Me retiro de la Policía, no me gano eso”, bromeó la agente, antes de hablar sobre su trabajo y el de sus compañeros.

“El trabajo de nosotros es de alto riesgo, velamos por vidas y propiedades, estamos bajo un estrés brutal porque no se nos paga lo que se nos tiene que pagar, cada vez se nos quitan más derechos, hay mucha presión en el trabajo”, aseguró. “Creo que no valoran el trabajo de nosotros como agentes de la Policía y estamos súper mal pagos”, añadió.

La situación que vive el país la ha llevado a pensar en mudarse fuera de Puerto Rico en busca de un mejor porvenir.

“Sigo aquí porque tengo nenes pequeños y no voy a sacrificar su niñez en un sitio que no conozcan”, indicó.

A diferencia de lo que expresó en la mañana de ayer quien había sido nombrado como director ejecutivo de la AEE, Sugeil habló sobre lo que para ella es sacrificarse por el pueblo de Puerto Rico.

“Entregar mi vida, mi tiempo, dejar a mi familia sola sin saber si mis hijos van a volver a verme”, afirmó.

Edgardo Pérez

46 años | Policía | $36 mil

Edgardo Pérez Edgardo Pérez

Edgardo es agente de la Policía de Puerto Rico desde 1994. “Desde que comencé en la Policía, llevo 24 años, si he visto como tres aumentos es mucho”, apuntó de entrada.

Sobre el salario que había sido asignado a Díaz, el policía hizo hincapié en que “no es justo. Eso es demasiado dinero del pueblo para pagarle a una persona, cuando aquí en Puerto Rico tiene que haber gente capacitada para administrar eso (la AEE).

“Nosotros cada día salimos de nuestros hogares para brindarle seguridad al país y los ciudadanos en Puerto Rico, arriesgando nuestras vidas, por un salario que entendemos que debe ser más de lo que estamos ganando”, afirmó.

El agente de la Policía y su esposa tienen seis hijos. La situación que atraviesa el país lo ha llevado a pensar en partir de la Isla. “Lo he pensado, y más ahora en esta situación, las cosas han cambiado y sí estoy analizando irme”, dijo.

“Nosotros cada día salimos de nuestros hogares para brindarle seguridad al país y los ciudadanos en Puerto Rico, arriesgando nuestras vidas, por un salario que entendemos que debe ser más de lo que estamos ganando”

Rosa M. Nieves Rojas

53 años | Maestra | $38 mil

Rosa M. Nieves Rojas Rosa M. Nieves Rojas

Rosa cumple 30 años el próximo mes de octubre, trabajando como maestra de educación elemental (con maestría) del Departamento de Educación en Quebradillas, en una escuela que –de hecho– se encuentra en la lista de cierre.

Durante todos sus años en el magisterio impartiendo el pan de la enseñanza, el aumento de salario que obtuvo ocurrió luego de la Carrera Magisterial, un proceso de varios años. “De no haber sido por eso mi sueldo fuera de $2 mil y pico nada más”, explicó. La maestra habló sobre el arduo trabajo que diariamente los maestros en Puerto Rico realizan, una labor que muchas veces se extiende por horas que jamás cobran.

“Cuando llegamos a la casa, tenemos que hacer nuestras tareas del hogar, pero luego tenemos que sentarnos a planificar con detenimiento, buscar los materiales que se van a estar utilizando al otro día, si no pudimos completar las tareas en el salón y te aseguro que no da tiempo”, relató.

La madre de cuatro hijos calificó de “descabellado” el sueldo que había sido asignado a Díaz. “Entiendo que un trabajo, una labor que tú haces con amor, que de verdad es por levantar al pueblo, no es un sacrificio. El sacrificio conlleva desprendimiento y un sueldo de $750 mil no implica absolutamente para nada de desprendimiento”, manifestó. 

Gil A. Torres Román

23 años | Enfermero | $30 mil

Gil A. Torres Román Gil A. Torres Román

Gil es enfermero graduado de unidad de intensivo desde hace dos años, tras completar sus estudios en el Recinto de
Ciencias Médicas de la UPR.

“A veces tenemos una sobrecarga, un enfermero puede estar corriendo tres pacientes de categoría cinco –un paciente que está entubado– en una unidad de cuidado intensivo, donde tú como enfermero tienes que hacerlo todo,  darle medicamento, bañarlo, atender a la familia, orientar a los familiares sobre el proceso de salud del paciente, tienes que correr un sinnúmero de funciones”, explicó.

Calificó como injusto el salario que había sido asignado a Díaz, pero indicó que “aún hay esperanza, aún este país puede echar hacia delante. Los buenos somos más”.

“Eso fue lo que estudié, es lo que me apasiona, es lo que me gusta, para mí no es un sacrificio y para una persona que le gusta lo que hace no debe ser un sacrificio”

Loading...
Revisa el siguiente artículo