Reserva Natural Punta Tuna se recupera tras daños causados por Irma y María

En la reserva Punta Tuna, los mangles fueron los que más sufrieron tras el azote del huracán María el 20 de septiembre de 2017

Por Inter News Service

La catedrática de la Universidad de Puerto Rico (UPR) de Bayamón, Concepción Rodríguez Fourquet, aseguró hoy, viernes, que a pesar de los daños que causaron los huracanes Irma y María, a la reserva natural y humedal Punta Tuna de Maunabo “ya exhibe una recuperación de las áreas”

Rodríguez Fourquet explicó que a diez meses de los eventos huracanados la playa Larga ha recuperado la arena que perdió por el proceso de erosión al igual que el bosque costero está recuperándose a pesar de la pérdida de una gran cantidad de palmas de cocos, árboles de ficus y almendros entre otros.

Destacó que el bosque de cayur en su mayoría resistió el embate de ambos huracanes y permanece saludable.

En el Bosque de Cayur en agosto de 2017, la profesora Elsie Rivera Ocasio, de la UPR de Bayamón, inició un estudio cientifico sobre sobre el árbol de cayur, en el que se toman datos para ver la productividad primaria del bosque.

Sobre las poblaciones de jueyes, de la cual Rodríguez Fourquet hace tres años realiza estudios en Maunabo, al igual que en otras cuatro reservas en Puerto Rico, dijo que están presentes y las áreas que quedaron inundadas a causa de las lluvias y la marejada ciclónica, ya están comenzando a ser utilizadas por los jueyes.

Durante el proceso investigativo, Rodríguez Fourquet junto a sus estudiantes realizan censos sobre la población de jueyes, sus cuevas y sus tamaños.

Además se toman datos de factores abióticos en el área de cuevas de jueyes (temperatura del suelo, acidez del suelo, temperatura dentro de las cuevas de jueyes)

Sobre el bosque de mangle explicó fue el más afectado, ya que la mayoría de los árboles de mangle rojo murieron.

Se han observado individuos de algunas de las especies de mangle en otras áreas y se espera sirvan como fuente de semillas para el futuro.

A pesar de la pérdida del mangle rojo, las gaviotas continúan utilizando estos árboles secos para descansar y anidar.

En estos diez meses se ha observado una recuperación natural de la Reserva.

“Sin embargo, queremos hacer algo más para ayudar a la recuperación de la Reserva, por lo que un grupo de científicos de la Universidad de Puerto Rico, el Servicio de Pesca y Vida Silvestre federal (FWS) y National Resource Conservation Service (NRCS) con el auspicio de FEMA y bajo la jurisdicción del Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA) llevaron cabo una evaluación del estado de la Reserva Natural Humedal Punta Tuna luego del paso de los Huracanes Irma y María”, dijo.

Loading...
Revisa el siguiente artículo