Sueldo de presidente UPR refleja desbalance de prioridades

El funcionario, quien en su primera aparición pública dijo sentirse “muy agradecido por la generosidad de la UPR”, devengará $240,000 al año

Por Ronald Ávila-Claudio

Si hay presupuesto para pagarle $240,000 al año a Jorge Haddock, nuevo presidente de la Universidad de Puerto Rico (UPR), hay que destinar recursos para mejorar los servicios del estudiantado, las condiciones laborales de los empleados y docentes del sistema académico, y hasta para mantener operando el periódico Diálogo.

Esta es la opinión de Marysel Pagán, representante estudiantil graduada ante la Junta de Gobierno del primer centro docente, quien entiende que el recién nombrado administrador cuenta con el currículo y la experiencia para ocupar el cargo, pero que su salario refleja un desbalance de prioridades por parte de la alta gerencia universitaria.

Ante el recorte presupuestario por parte del Estado, la universidad ha tenido que implementar medidas de austeridad profundas, como la congelación de plazas de trabajo, la eliminación de exenciones de matrícula y recientemente el cierre del periódico oficial de la institución, que tenía una trayectoria de más de 30 años.

“Si usamos la misma premisa, de que quieres el mejor talento y tienes que pagar por él…pero entonces quieres el mejor estudiante y le cortas las exenciones de matrícula, el cupo a los atletas”, soltó la alumna del Recinto de Ciencias Médicas de la UPR. 

Al tiempo, dijo que espera que el nuevo presidente ponga en función su experiencia para sacar de la probatoria de acreditación a ocho recintos del sistema, que tras los recortes económicos no han podido demostrarle a la Middle States on Higher Education su capacidad de operar con menos aportaciones del erario.

“Esperamos [que haga] lo que él presentó en su documentación: buscar fondos externos, mejorar el ranking de la universidad…”, indicó.

Por su parte, Javier Córdova, presidente de la Asociación Puertorriqueña de Profesores Universitarios (APPU), criticó que se le haya prometido una plaza docente a Haddock sin pasar por los procesos que establecen las certificaciones de la UPR.

“Es totalmente irregular porque las plazas en la UPR corresponden a las necesidades de los departamentos académicos. Que se esté dando una plaza desde la alta gerencia sin vínculo ni necesidad con un programa académico en particular nos parece totalmente inaceptable”, sostuvo.

Aunque el presidente aseguró que Haddock, luego de imponer las medidas fiscales de recortes que la administración de turno le delegará, volverá a su puesto docente en la Universidad de Massachusetts, donde devenga un salario mayor.   

Añadió que la APPU solicitará una reunión al presidente tan pronto asuma sus funciones en septiembre, con el interés de establecer relaciones y presentarle un plan de trabajo para la universidad que trabajó la agrupación de profesores.

El martes, en su primera aparición pública, Haddock dijo sentirse “muy agradecido por la generosidad de la UPR”, cuando se le preguntó por el dinero que devengará.

Te podría interesar: 

Loading...
Revisa el siguiente artículo