Investigan el intestino del mosquito en busca de estrategias para controlar los brotes de zika en la Isla

Los controles más comunes están basados en dos métodos principales: la eliminación de los criaderos de mosquitos y el uso de larvicidas e insecticidas.

Por Inter News Service

Con el propósito de controlar los brotes de enfermedades transmitidas por mosquitos, el proyecto piloto “La microbiota del mosquito Aedes aegypti” estudia el intestino del mosquito con el fin de entender la interacción entre el mosquito, los microbios intestinales y los patógenos transmitidos.

El proyecto es uno de entre cinco investigaciones realizadas en el Centro Colaborativo de Investigaciones en las Disparidades de la Salud (RCMI), del Recinto de Ciencias Médicas (RCM) de la Universidad de Puerto Rico (UPR) y cuyo objetivo es contribuir a la infraestructura mediante el apoyo a estudios en disparidades en salud que afectan a la población puertorriqueña.

“En Puerto Rico, el mosquito Aedes aegypti es endémico y representa una amenaza a la población ya que transmite virus como: dengue, chikungunya y zika. El comprender la interacción del virus con la microbiota del mosquito aportará a nuevos conocimientos que pueden influenciar en la susceptibilidad del mosquito y la capacidad de transmitir los virus”, afirmó Emilee Colón, investigadora del RCMI.

Actualmente, no existen medicamentos ni vacunas contra los virus transmitidos por el mosquito Aedes aegypti. La prevención del virus consiste en el control de picaduras y reducción de la población del mosquito.

Es por esta razón que el estudio propone el uso de la microbiota como un concepto innovador para ayudar a controlar estas enfermedades.

La microbiota es la flora o colección de microbios presentes en un ambiente definido y, en este caso, en el intestino del mosquito.

“En los últimos años, Puerto Rico atravesó distintos brotes de virus transmitidos por el mosquito Aedes aegypti, como lo fue la epidemia del chikungunya del 2013 al 2014 y la epidemia del zika desde el 2015 al 2017. Entendemos que estudiar la microbiota aportará nuevos conocimientos acerca de los mosquitos Aedes aegypti”, añadió Colón.

El estudio analizará a estos mosquitos capturados en trampas diseminadas en áreas comunitarias para determinar la presencia del virus y luego caracterizar su microbiota.

Los resultados de este proyecto determinarán la composición de la microbiota en el intestino del mosquito para crear herramientas a largo plazo que limiten la transmisión de estos virus.

Loading...
Revisa el siguiente artículo