Acuerdo de ORIL incluye valoración de INDULAC

El 26 de junio las partes llegaron a un acuerdo confidencial que puso fin al pleito legal que duró dos años e indagaba sobre la legalidad de la compra de INDULAC por parte de COOPPLE. Ahora FFIL solicita al Tribunal que desestime dicho acuerdo, por no haber sido parte del mismo.

Por Miladys Soto Rodríguez

El Acuerdo de Transacción entre Jorge A. Campos Merced,  presidente de la Junta Administrativa de la Oficina de la Reglamentación de la Industria Lechera (ORIL), el Fondo para el Fomento de la Industria Lechera (FFIL) y la Cooperativa de Productores de Leche de Puerto Rico (COOPPLE) incluye tres estipulaciones, entre la que destaca una “valoración neutral”, en el que ambas partes permitirán que se realice una valoración de las acciones emitidas y en circulación de Indulac, esto a pesar de que el acuerdo alcanzado ordena el archivo del caso que se vio en el Tribunal por dos años.

En el documento del acuerdo, de tres páginas, se detalla que “dentro de un término no mayor de 30 días, término que se extenderá máximo, las Partes Comparecientes escogerán el profesional que habrá de realizar la valoración descrita”.

De igual forma, se estipuló  en el documento firmado el pasado 22 de junio que ORIL tendrá que pagar todos los honorarios y costos relacionados a la valoración.

Desestimiento del caso

El primer acuerdo de las partes fue el desestimiento sin perjuicio de la acción, que detalla que las partes desistirán del caso, “sin imposición de costas, gastos ni honorarios de abogados”.

El último de los acuerdos alcanzados por las partes fue el reconocimiento de que “tienen y/o le ha sido delegada toda la autorización y/o aprobación para firmar, ejecutar y consumar” el acuerdo.

No se consideraron otras ofertas para la compraventa de INDULAC

Por otro lado, la moción de reconsideración sometida por Carlos Aponte, miembro de la Junta Directiva de FFIL, alega que no se consideró a otras partes que pudieran estar interesadas en comprar INDULAC.

“Esta transacción fue negociada con los ganaderos como vendedores, los ganaderos como compradores en representación de una entidad creada por ellos, COOPPLE, y los ganaderos como sector que controla el FFIL, quien se supone aprueba la compraventa. No se consideró ninguna otra oferta ni se abrió el proceso de venta a otros interesados”, reza el documento de cinco páginas.

Aponte solicita en la moción que se reconsidere la moción del pasado 26 de junio de terminar con el pleito. “El aquí compareciente solicitó intervenir en dicho proceso transaccional el pasado 23 de marzo de 2018. En respuesta a dicha moción, este Honorable Tribunal resolvió que: “se permitirán las conversaciones transaccionales según solicitado. Se paraliza el caso mientras estén en dichas conversaciones. No obstante, este tribunal evaluará dichos acuerdos antes de refrendarlos y cualquier parte podrá exponer su posición”, alegó.

También expuso que el acuerdo alcanzado no cumple con el reglamento de FFIL, a la vez que recalcó que no fueron informados. “Este honorable Tribunal no debe avalar, a ciegas, un acuerdo de transacción por medio de una sentencia desestimatoria, en la medida en que dicha Sentencia no vino precedida de un proceso de evaluación del acuerdo por este Honorable Foro y porque tampoco se garantizó el derecho concedido en virtud de orden en el presente caso a las partes a exponer su posición en cuanto al mismo previo a su aprobación”, puntualizó.

Loading...
Revisa el siguiente artículo