Radiografía del Consumidor: Consumidores mantienen hábitos de compras tras huracán

Un 35% dijo haber dejado de consumir ciertos productos y/o marcas probablemente porque no estuvieron disponibles

Por Metro Puerto Rico

Los consumidores cambiaron sus hábitos de compras de alimentos tras el paso del huracán María, reveló el estudio Radiografía del Consumidor, de la Cámara de Mercadeo Industria y Distribución de Alimentos, (MIDA).

“Radiografía nos muestra este año a un consumidor que ha cambiado sus prioridades y frecuencia de compra. Ha aumentado sus visitas a canales alternos al supermercado, ha cambiado los factores que lo motiva a elegir un establecimiento y que está mejor preparado ante una nueva temporada de huracanes.

Esto coloca a la industria de alimentos nuevamente como un eslabón importante en la vida diaria del consumidor y en su toma de decisión con la responsabilidad de atender las opciones que puedan satisfacer sus nuevas necesidades, señaló Manuel Reyes Alfonso, vicepresidente ejecutivo de MIDA.

Los datos del estudio, encomendados a Ipsos, firma de investigación de mercado, presentó cuatro hallazgos principales que reflejaron la transformación del consumidor: aumento en participación del Programa de Asistencia Nutricional (PAN), cambio en consumo, disponibilidad de productos, énfasis en el consumo del hogar y en la salud.

Reciben ayuda del PAN

Los consumidores beneficiarios del Programa de Asistencia Nutricional (PAN), quienes representan un 51% de los encuestados, de los cuales un 94% confirmó que en su mayoría habían recibido la ayuda adicional otorgada por el gobierno federal, afirmaron que este aumento tuvo un impacto positivo en sus hábitos de compra al poder adquirir mayor cantidad de artículos y comprar alimentos que antes no podían adquirir, señalo Herbert Torres, Director de Compras de Supermercados Econo.

Según se desprende del estudio, durante la emergencia el consumidor incrementó significativamente la frecuencia de sus visitas a todos los canales para adquirir alimentos. Específicamente, el consumidor afirmó visitar el supermercado un promedio de 11 veces al mes, seguido de 6.5 veces a las panaderías, 4.4 veces a las estaciones de gasolina y 2.2 veces a la farmacia. En el caso de los supermercados esto es más del doble de lo normal, y se debió a diversos factores como la falta de energía para poder almacenar productos refrigerados y por la falta de mercancía en los establecimientos.

Mantiene hábitos tras María

Luego de la emergencia, el consumidor parece haber sostenido algunos de esos nuevos hábitos. Comparado con años anteriores, se observa un incremento considerable en la frecuencia de visitas a establecimientos alternos al supermercado para la compra de alimentos como lo son las farmacias y las estaciones de gasolina. Y es que las estaciones de gasolina se convirtieron en un lugar primordial para cubrir las necesidades principales de combustible que entonces se complementó con alimentos durante la emergencia.

“Visitar las gasolineras se convirtió en una necesidad. La falta de electricidad obligó a la mayoría de los puertorriqueños a depender totalmente de generadores eléctricos ya sea de gasolina o diésel como fuente de energía” afirmó Freddie Hernandez, presidente del Comité de Radiografía del Consumidor. Según se desprende de la data, luego del huracán María, se duplicó de un 21% a un 41% la cantidad de consumidores con generadores eléctricos en sus hogares.

Elección de establecimientos

Por otra parte, se refleja un cambio importante en los factores que motivan al consumidor a elegir un establecimiento sobre otro. Las tres razones principales por los pasados años, a saber; cercanía, especiales de shopper, y precios regulares, cedieron espacio al criterio ‘variedad’ la cual aumentó de un 2% en el 2017 a un 11% en el 2018 como criterio de selección. “Este año vemos como el criterio de la variedad incrementó su importancia a la hora de seleccionar el establecimiento donde comprar los alimentos. Todos estos cambios guardan relación con la falta de artículos en góndola que se ha experimentado desde María.

Según Professional Market Research (PMR) para el mes de octubre el porciento de faltantes en góndola se encontraba en un 47% y aún hoy ronda el 20%, cuando sus niveles normales fluctúan en 15%. Este escenario ha llevado al consumidor a preferir aquellos comercios, independientemente del canal, que tengan una oferta de alimentos más variada.

Esto pudo haber sido causa determinante para que tres de cada diez consumidores o 29% hayan probado nuevas líneas y marcas de productos durante la emergencia, lo que representa oportunidades para nuevos productos y comercios.

Condiciones de salud

En cuanto al tema de salud, las condiciones de salud que más sobresalen en los hogares son alta presión, diabetes, ansiedad y obesidad. Siendo alta presión la de mayor incidencia con un 42%. Sobre este particular, el estudio evidenció que las familias que tienen algún integrante con alguna condición de salud relacionada a la sensibilidad de alimentos e intolerancia a la lactosa tienden a tener gastos más elevados. Indico Luis Defendini, Director de Venta de Vaqueria Tres Monjitas.

Buscando más valor por su dinero, el consumidor considera que el shopper impreso es una herramienta importante a la hora de hacer sus comprar. Con relación al medio por el cual lo obtienen, un 59% de los encuestados asevera que lo encuentran en la entrada de las tiendas. Mientras un 16% accede a ellos a través del internet, donde más del 50% lo adquiere en el sitio digital del supermercado, ya se la página web o en el fan page.

El consumidor después de María

Radiografía centró parte de su estudio en conocer detalladamente las acciones y comportamientos del consumidor después de María, más allá del tema de los alimentos. Con relación a cuán preparado se encuentra el consumidor de cara a la nueva temporada de huracanes, un 71% de los entrevistados confirma estar preparándose previo al inicio de la temporada de huracanes en comparación a un 42% que dijo haberse preparado antes del impacto de los huracanes en el 2017. Otro dato revelador es que un 17% de los encuestados aseguró que estaría dispuesto a abandonar el país de volver a ocurrir otro evento catastrófico de la magnitud de María. Esto representa aproximadamente medio millón de puertorriqueños. “Este dato es sumamente alarmante ya que significaría una baja significativa en la población que puede agravar aún más la situación migratoria de Puerto Rico” indicó el vicepresidente de MIDA.

“Radiografía del Consumidor en conclusión confirma la importancia de que la industria de alimentos siga trabajando en colaboración para prepararse y tener los abastos necesarios para enfrentar cualquier situación de emergencia, siendo el aliado del consumidor para salir adelante”, concluyó Hernández.

 

Le recomendamos:

 

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo