Los jóvenes cada vez son menos religiosos en todo el mundo: estudio

Con el paso de los años se aprecia una tendencia: los jóvenes ya no consideran “importante” en su vida la religión.

Por Miguel Velázquez

Primero Estados Unidos. Después Europa. Ahora 46 países del mundo reportan que los jóvenes son menos religiosos que en generaciones pasadas, de acuerdo a una nueva encuesta realizada por el centro Pew Research.

En los 46 países, cada vez es menos probable que los jóvenes digan que acuden a la iglesia, creen en Dios o definan a la religión cool algo “importante” para ellos”. En 58 países no hay diferencias significativas en esta cuestión, de acuerdo a la encuesta realizada en más de 100 países.

Aunque la brecha es distinta en cada país, en términos generales 57% de los adultos mayores de 40 años consideran a la religión como algo “muy importante”, lo que contrasta con 51% de los adultos más jóvenes; lo que da una brecha de seis puntos porcentuales.

En Estados Unidos, por ejemplo, 43% de los adultos menores a 40 años asegura que la religión es muy importante para ellos, lo que contrasta con el 60% de los adultos mayores a 40 años.

Finalmente en América Latina, 63% de los adultos jóvenes consideran que la religión es importante; mientras que el 73% de los adultos mayores a 40 años también lo creen así.

Metro conversó con la doctora Stephanie Kramer, investigadora asociada del Centro Pew Research, quien revela si esta tendencia podría desaparecer las religiones en el mundo.

Q&A

¿La humanidad se dirige a un mundo sin religión?

–No pronto. Si bien es cierto que la gente más joven es menos religiosa que sus mayores en muchos países, y que en algunos lugares hay evidencia de un declive constante de las creencias religiosas, gran parte del mundo sigue siendo muy religiosa.

Dra. Stephanie Kramer, investigadora asociada en Pew Research Center. Dra. Stephanie Kramer, investigadora asociada en Pew Research Center. / Foto: Cortesía

Es más probable que los países con altos niveles de compromiso religioso tengan una población creciente e, incluso dentro de un mismo país, las personas religiosas tienden a tener más hijos que las personas no afiliadas a la religión. Por estas razones, no esperamos que la religión se desvanezca a una escala global en cualquier momento en el futuro previsible.

¿En qué creen los jóvenes hoy?

–Los jóvenes tienen una amplia gama de creencias. Vemos una tendencia general de que las personas más jóvenes son menos propensas que las personas mayores a identificarse como pertenecientes a cualquier grupo religioso, rezan todos los días, asisten regularmente a servicios religiosos o dicen que la religión es muy importante en sus vidas. Sin embargo, en muchos países, los jóvenes siguen siendo muy religiosos, incluso si no están tan comprometidos como las personas mayores.

¿Cómo fue el proceso de esta investigación?

–Compilamos los resultados de 13 encuestas diferentes sobre creencias religiosas y comportamiento realizadas por Pew Research Center en la última década. El Centro le hizo a las personas las mismas preguntas en más de cien países. Analizamos los resultados de todos esos países juntos para comprender cómo los adultos mayores y los jóvenes difieren en sus niveles de compromiso religioso en todo el mundo. También analizamos nuestros datos junto con la información de otras fuentes para ver, por ejemplo, cómo la esperanza de vida o la desigualdad de ingresos en un país podrían relacionarse con sus niveles de compromiso religioso.

¿Qué impacto tiene para los jóvenes ser menos religiosos en 46 países?

–Nuestro estudio no puede hablar realmente de las consecuencias que estas diferencias de edad podrían tener. Solo buscamos describir las diferencias.

¿Cuáles son las principales causas de que esto suceda?

–Es difícil de decir. No podemos inferir la causa de nuestros datos, ya que es correlacional en lugar de experimental, pero la consistencia de algunos patrones en todo el mundo es particularmente sorprendente. Está claro que a través de cuatro medidas de compromiso religioso y varias medidas de prosperidad a nivel de país, las personas tienden a ser más religiosas donde la vida es difícil. Otros investigadores han teorizado que a medida que las sociedades se desarrollan y las personas tienen menos dificultades para hacer frente y las instituciones seculares fuertes a las que recurrir, tienen menos recordatorios de la religión y menos razones para ser religioso.

Loading...
Revisa el siguiente artículo