Temen se agudicen problemas de acceso a la salud

Proveedores de salud exigen ser parte de las negociaciones de aseguradoras y el plan de salud del gobierno

Por Lyanne Meléndez García

Más tiempo de espera y menos cobertura para pruebas y análisis, así como más medicamentos sin cobertura, son parte de las consecuencias que pueden tener los pacientes para tener acceso a la salud tras las negociaciones de las aseguradoras con el gobierno.

Así lo denunciaron hoy miembros de la recién creada Coalición de Salubristas y Pacientes, conformada por varias entidades que ofrecen servicio auxiliar de acceso a la salud como lo son los laboratorios, farmacias, optómetras y centros de radiografías.

En conferencia de prensa, el grupo reclamó ser parte de las negociaciones de las aseguradoras con la Administración de Seguros de Salud (ASES).

“Si realmente el servicio está centrado en pacientes tenemos que permitir que el Senado nos escuche”, dijo Alba Rivera, presidenta de la Asociación de Laboratorios Clínicos.

El senador Ángel Chayanne Martínez sometió una resolución 360 que se abrieron a vistas públicas, sin embargo, se detuvieron. Según la Coalición, tienen información de que se retomarán las audiencias, aunque desconocen el día.

La representante de la Junta de la Asociación de Radiólogos de Puerto Rico, Sandra Arroyo, sostuvo que más centros de radiología están en peligro de cierre ya que entre las propuestas está el recorte de 30 % en las tarifas de servicios lo que podría dejar a algunos centros inoperantes.

Además, señaló que podrían agudizarse los tiempos de espera para obtener un análisis o placa.

En esa misma línea, Alexis Amador, la Junta de la Asociación de Laboratorios advirtió que habrá “menos accesibilidad del paciente a los servicios” ya que en algunos casos la reducción en tarifas puede significar que ya no se cubra ni siquiera el costo original del examen o prueba.

Por su parte, la presidenta del Colegio de Optómetras, Sandra Velez, expuso que Puerto Rico es la primera jurisdicción con más casos de ceguera, por lo que detalló que no solo se afectan los proveedores sino que los pacientes se afectarán porque el costo se traspasará a ellos.

Por ejemplo, el presidente de la Junta de Cooperativas de Laboratorios, Alberto Valentín Lugo, mencionó que una prueba de influenza cuesta $15, pero al reducir las tarifas las aseguradoras le darán $12. “Que pasará cuando se tenga que hacer la prueba de emergencia, qué pasará con las personas indigentes que no tiene el dinero para pagar las pruebas”, cuestionó Valentin Lugo.

Loading...
Revisa el siguiente artículo