Ley 80 Positiva

La realidad de la Isla, nos pide prontamente estabilidad, confianza y enderezar el desequilibrio fiscal, que nos dejó la pesada herencia de la administración anterior.

Por Luis Rivera Marín/ Secretario Interino de la Gobernación

Hermanos y Hermanas de Puerto Rico, cada uno de ustedes conoce y comprende, la situación a la que se enfrenta Puerto Rico, y el porqué de la derogación de la Ley 80; la cual en su eliminación, no afecta a los empleados públicos; quienes conservan su bono de Navidad (al igual que los privados), y los días correspondientes por vacaciones y enfermedad.

El Gobernador Rosselló, desde el inicio de su gestión, promovió la apertura al diálogo, involucrando a todos los sectores, en pos del bienestar del pueblo de Puerto Rico. Ese liderato, es la clave para proteger los derechos del conjunto de los trabajadores, además del “earning income tax credit”, la reforma contributiva, y el dinero para los municipios, entre otras medidas.

La realidad de la Isla, nos pide prontamente estabilidad, confianza y enderezar el desequilibrio fiscal, que nos dejó la pesada herencia de la administración anterior.

Te recomendamos:

Entendemos también, que el ser humano por naturaleza, nunca estará el 100% de acuerdo con una medida; pero es nuestro deber, buscar la mejor alternativa para la gente, a quienes nos debemos en nuestro rol de servidores públicos.

Puerto Rico es la prioridad, y este es el camino correcto, que nos llevará a obtener los mejores resultados.

Le aseguro a la ciudadanía, que hay un férreo compromiso de nuestra parte para encaminar a Puerto Rico y, finalmente, transitar la vía del desarrollo y el progreso; camino que en el liderato del Gobernador Ricardo Rosselló, consolidará el presente y proyectará un próspero futuro.

*La opinión del  autor no representa el sentir del medio

Loading...
Revisa el siguiente artículo