Rosselló: "Siento el dolor de todos los padres"

El gobernador de Puerto Rico reflexiona sobre su paternidad, la de los afectados por María y su padre

Por Pablo Venes

De todos los Días de Padres que el gobernador Ricardo Rosselló ha celebrado, éste le ha tocado cargado de retos que le hacen ponerse en los zapatos del prójimo.

Más allá de recordar la celebraciones pasadas junto a su padre, el exgobernador Pedro Rosselló y de sacar tiempo de calidad con su esposa Beatriz Rosselló y sus dos hijos, el mandatario asegura estar al pendiente de aquellos padres que este año se les ha trastocado la celebración al verse afectados por el huracán María, ya sea porque continúan sin energía eléctrica, por la pérdida de sus hogares o porque han tenido que enfrentar la separación de los suyos.

"Siento el dolor y la frustración que todos los padres deben sentir. Quiero que sepan que mi compromiso como gobernador es hacer todo lo posible para llegar a la normalidad", expresó Rosselló.

Según la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE), unos 5,500 clientes todavía no cuentan con el servicio de energía eléctrica, a casi nueve meses del paso del huracán María por Puerto Rico.

"Después de todo, aunque celebramos el Día de los Padres y el Día de las Madres, todo el resto de los días seguimos siendo padres y madres. Estoy trabajando para ofrecerle los recursos a todas las familias y que a su vez, ellos le brinden la mejor calidad a sus hijos", agregó el Gobernador.

Reconoció además que la comunidad de envejecientes ha sido la más afectada tras el embate del ciclón. "Este Día de Padres hago un llamado a velar por nuestros padres que están más viejitos, que debido a los embates de María están en una situación más vulnerable, recordemos de ellos", puntualizó.

"Son padres leales que han dado mucho por sus hijos y por otras personas en la sociedad. Este Día de los Padres, mi llamado sería a que hagamos algo positivo para aquellos que son más viejitos y que necesitan nuestra compasión y sensibilidad", exhortó Rosselló quien celebrará este día especial en la casa de su padre, el ex gobernador Pedro Rosselló y junto la familia de su esposa, Beatriz Rosselló.

En entrevista con Metro, el padre de dos niños, Claudia y Pedro Javier Rosselló, admitió que ha sido retante dividir la paternidad con la responsabilidad de gobernar un país en quiebra y hasta comparte la misma percepción de paternidad con un senador del Partido Independentista.

— Pregunta y Respuesta —

Metro: ¿Siente que pierde tiempo de crianza con sus hijos? ¿Cómo logra compensar ese tiempo perdido?

Rosselló: Cada vez que tengo la oportunidad, estoy un rato con los nenes y comparto con ellos. Han sido retos grande. Son dos cosas que consumen mucho tiempo, tiendo a no dormir mucho, pero he podido agudizar lo que son mis dos enfoques: mi trabajo como gobernador y mi tiempo con mi familia.

Se que suena simplista, pero me he condicionado a que mi vida son dos cosas: trabajo como gobernador y tiempo con la familia, por lo general me enfoco en ello, siempre encuentro tiempo para estar con mis hijos, que es lo que me va a dar energía para seguir adelante.

Recientemente se convirtió en padre por segunda ocasión en un escenario mucho más distinto que cuando tuvo a Claudia. ¿Cómo compara los primeros meses de Pedro Javier y los de Claudia?

La llegada de Pedro Javier fue un poco diferente porque yo estaba insertado a todo lo que tenía que ver con la recuperación de la isla. También hay que destacar que son dos niños bien diferentes lo que exige que la crianza sea diferente.

No es que pensaba que iba a tener dos Claudias, pero me parece muy gracioso y hermoso que ambos tienen personalidades distintas. Claudia es bien enérgica, más "outgoing", mientras que Pedro es más relajado y observador.

Siendo hijo de un exgobernador, ¿qué recuerdos trae ahora que estás en sus zapatos como padre y como primer ejecutivo?

Me trae muchos recuerdos, me lo gozo muchísimo a veces estoy en la oficina y miro por la ventana y Claudia está correteando por el patio. Aunque ellos son mucho más pequeños a que cuando yo llegué como hijo, los veo disfrutando su niñez y me siento feliz.

También es de gran satisfacción, cuando veo a Claudia tratar de inventarse cosas nuevas en la Fortaleza. De vez en cuando a ella le gusta buscar escondites, pero lo que no sabe es que ya yo los he identificado todos porque me escondía en los mismos lugares cuando vivía aquí.

Recientemente el portavoz senatorial del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), Juan Dalmau Ramírez, radicó una medida legislativa que busca fortalecer el derecho a licencia por paternidad. ¿Cuán receptivo está usted a esta propuesta?

Yo sí creo que, en la medida que se pueda, le deben extender los derechos a los padres y las madres. Posterior a la fase de maternidad hay un vínculo especial entre la madre y el niño, sin minimizar al del padre.

El concepto que trae el senador es muy bueno, considerando que es importante que el padre pueda estar ahí desde el principio, para compatir con el niño y para apoyar esa fase de maternidad

Y lo digo por experiencia. Esa fue una de las cosas diferentes entre Claudia y Pedro Javier. Durante el embarazo de Claudia, pude hacer arreglos a mi horario y cogí un tiempo de paternidad para poder estar ahí para Beatriz y Claudia. Con Pedro Javier se hizo más retante eso tras el paso del huracán María.

De las enseñanzas que recibió de su papá, ¿cuál aplica ahora con sus hijos?

Siempre he dicho que nunca me dijo cómo vivir, él vivió y me dejó observar. Eso ayudó a forjar algunas cosas que emulé de él y en algunas cosas somos bien diferentes. También aprecié mucho que siempre encontró tiempo para mi y para mis hermanos.

Aunque mucha gente considera que sus grandes logros son haber sido un gran gobernador, un excelente tenista y cirujano de excelencia, para mi, su logro mayor es que es un padre excepcional.

Loading...
Revisa el siguiente artículo