A esperar más por el arreglo de los semáforos

La fecha estimada de junio para completar la reparación de semáforos no se cumplirá y no hay fecha estimada para completar estos trabajos, que ahora deben asignarse mediante subastas formales

Por Aiola Virella

Si usted pensaba que ha sido lenta la reparación de los semáforos en Puerto Rico afectados por el huracán María el año pasado, sepa que la normalidad tardará  mucho en alcanzarse, pues el Departamento de Transportación y Obras Públicas (DTOP) ya no puede hacer contrataciones de emergencia.

“En adelante, tenemos que hacerlo por proceso de subasta. Ya se acabó el período de reparación de emergencia”-Carlos Contreras, secretario del DTOP

El secretario del DTOP, Carlos Contreras explicó a Metro que, en adelante, deberán entrar en procesos de subastas para arreglar las sobre 300 intersecciones que quedan afectadas, además de retomar trabajos en 896 cruces con semáforos. Para el funcionario, la fecha que había dado de junio ya no será alcanzable. Cada intersección puede tener entre ocho y doce semáforos.

Mediante contratos de emergencia con 12 empresas atendieron 821 intersecciones con semáforos, pero de esas, hay 121 que no tienen electricidad. En Puerto Rico, hay 1,200 intersecciones con semáforos.

“En adelante, tenemos que hacerlo por proceso de subasta. Ya se acabó el período de reparación de emergencia. Ahora el Gobierno federal lo califica como trabajos de reparaciones permanentes, y el proceso es distinto. Es un poco más complicado porque hay que hacer subasta. Antes era un precio unitario que todos trabajaban con el mismo precio, pero la ventaja que tenemos es que podemos hacerle más cosas a los semáforos (sistema de comunicación y sistemas detección)”, dijo Contreras, quien reconoció será un proceso más lento para atender unas 304 intersecciones.  Anticipó que revisitarán las 896 intersecciones que ya atendieron para incluirles sistemas que no cubría el programa de emergencia.

Contreras reiteró que aún enfrentan la dificultad de falta de materiales. “La industria de semáforos no es tan grande. Es un nicho, es algo especializado”, dijo.

También expuso que queda mucho trabajo en carreteras afectadas por deslizamientos. Contreras explicó que los problemas de deslizamiento no se resuelven sencillamente, pues requieren diseño. “Estamos hablando de cientos de muros que hay que diseñar”, aseguró.

El funcionario descartó autoevaluar su labor al frente del DTOP, aunque está consiente de las críticas. “Yo no me doy nota. El pueblo es quien, a final de cuentas, da la nota. Sí siento el apoyo de muchas personas, leo las críticas en los periódicos. A veces es que, posiblemente, no está llegando el mensaje. La gente no se da cuenta de todo lo que estamos atendiendo a la misma vez”, opinó. Para Contreras, el estado de las carreteras siempre ha sido un asunto controvertido en Puerto Rico. Expuso que las carreteras han estado en mal estado por mucho tiempo y no se le puede adjudicar a él las malas condiciones de vías públicas afectadas por mucho tiempo.

Así mismo, Contreras opina que, en la problemática con las multas de Autoexpreso, “hay culpas compartidas”, ya que las personas no reclaman la multa cuando les llega y dejan pasar el período para el recurso de revisión hasta que van a renovar el marbete. “En teoría, si la persona no pidió la revisión en 30 días habría perdido la oportunidad. Estamos dando una oportunidad que no necesariamente tendríamos que darla por ley”, explicó sobre las largas filas para reclamar las multas. El ingeniero descartó que no es que se opongan a una medida que busca cambiar las multas por una penalidad del peaje doble, sino que la empresa que opera los peajes no cuenta con el sistema para hacerlo. También opina que una medida nueva debería ser progresiva para evitar que se frenen los ingresos por concepto de multas a la Autoridad de Carreteras y Transportación. Contreras explicó que sigue en pie la auditoría a la empresa que opera los peajes, pues debían tener un sistema operativo en 2016.

Loading...
Revisa el siguiente artículo